jueves, septiembre 13, 2012

La cortedad de miras de algunos hosteleros (por Toni)


 La foto que abre el post la hice en un viaje a Portugal en el que visitando la población de Amarante me llamó poderosamente la atención el hecho de que varios restaurantes de la localidad tuvieran sus cartas y sus publicidades además de logicamente en portugués, en cualquier idioma menos en español.

Lo mismo vi en otras localidades como Viana do Castelo, Evora, Guarda y más, lo que me hace pensar en la poca visión de negocio y apertura de miras de esos hosteleros que obvian poner sus cartas y publicidades en la lengua de por lo menos el 80% de los turistas extranjeros que visitan sus ciudades que en los casos citados somos los españoles.

Y sí, también en este lado de la frontera he visto el mismo olvido del portugués en los restaurantes españoles. Inexplicable.





Pero lo que he visto los días que llevo de vacaciones en Cataluña me llama aún más la atención, porque pasa lo mismo y no en unos pocos restaurantes sino en muchos, muchísimos. Las fotos de cartas que adjunto son solo una pequeña parte de las que podría haber hecho.







Aquí en esta zona de Cataluña por la que me he movido estos días, el Garraf y Barcelona capital, en muchos restaurantes directamente no ponen la carta en castellano y he llegado a verla en unos cuantos idiomas acompañando la del catalán.




Desconozco si es obligatorio o no que los restaurantes tengan que ofrecer la carta en catalán y castellano al ser ambas lenguas oficiales en Cataluña pero independientemente de esta posible obligación, hay que ser muy pero que muy corto de miras para no ofrecer tu oferta en el idioma de muchísimos de los turistas de otras partes de España que visitamos sitios tan turísticos como pueden ser Vilanova i la Geltrú, Sitges y no digo ya Barcelona capital. Me da la impresión de que ser ultranacionalista del tipo que sea y llevarlo hasta sus últimas consecuencias, y tener un restaurante en unas zonas tan turísticas no parece pegar muy bien.



 A lo mejor a estos restaurantes les sobra la clientela autóctona y del norte de Europa, pero en varios de los ejemplos vistos no lo parecía precisamente y en cambio, restaurantes que estaban al lado y que si tenían la carta en castellano se acercaban al lleno.

Cada uno sabrá como lleva su negocio pero con estas actitudes no parece muy lógico que luego se quejen de falta de clientela como he leído en algún periódico local.

Ellos sabrán.




21 comentarios:

  1. Lo de Portugal tiene un pase, la zona de Viana do Castelo está al lado de Galicia y muchos de sus turistas viene de ahí y ya sabes que el Portugués y el Gallego se parecen.

    Ahora lo de Cataluña es otro cantar porque no se entiende un carajo, pero como bien dices ellos sabrán, y aunque suene a rancio, si veo que tiene la carta en catalán y en otros idiomas y no incluye el Castellano ahí come la abuela de Mas pero yo no. Entiendo que es una politica de empresa nefasta.

    Y se que este comentario NO es politicamente correcto pero así lo pienso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ovetum, es lo que digo en el post. Independientemente de politiqueos y nacionalismos, hay que ser tonto para renunciar a un porcentaje muy alto de tus potenciales clientes.

    ResponderEliminar
  3. Agradable sorpresa el vermut de Monasterio de Don Cristobal, una bodega de Mataró que solo lleva desde 2005.
    Lo malo es que me temo que sea difícil de encontrar fuera de Cataluña.

    ResponderEliminar
  4. Y si alguien se acerca por Barcelona recomiendo sin duda la visita a la bodega Codorníu, impresionantes por si mismos los edificios modernistas y las kilométricas cavas.

    ResponderEliminar
  5. Como gallego decir que una buena parte de nosotros entendemos el portugués lo mismo que el italiano. O sea, que ni papa.

    ResponderEliminar
  6. Cuando el lenguaje pasa de instrumento de comunicación a lo contrario....en fin , qué pena

    ResponderEliminar
  7. Interesante un extracto del informe de Neil MArtin, el catador de la revista de Parker para España: "Ha habido una preponderancia de lo que yo llamo 'roble porque sí'. Para que se sepa: un golpe de roble francés nuevo no es un requisito previo para obtener una alta calificación ni, desde luego, para justificar un alto precio. Desde luego, utilicen el roble si resalta su fruta y no oscurece el terruño ni la personalidad del vino. Desgraciadamente, he catado muchos vinos hechos según una fórmula idéntica, abrumados por la madera, a menudo acompañada de niveles excesivos de alcohol y de una botella pretenciosa y a prueba de balas. Son tan carentes de alma como los vinos peores de la cooperativas, pero mucho más caros. El resultado es que este estilo de mosto fermentado se está convirtiendo en genérico a través de las zonas vitícolas, hasta el punto de que muchos vinos de postín podrían proceder de cualquier parte del mundo".

    Y habla de Riojas. Cuando llegue a Ribera....

    ResponderEliminar
  8. Es verdad, Dani. Aunque hables un portugués académico, los nombres de los platos no tienen nada que ver con tu dominio del idioma. Es como si hablas español a la perfección pero no tienes por qué saber lo que es una paella, unas gachas o un ternasco.

    ResponderEliminar
  9. Me da la impresión de que este Martin va a rebajar considerablemente la puntuación de unos cuantos vinos españoles...

    ResponderEliminar
  10. Ondia el Martin! Ha puesto el dedo en la llaga!
    Pues si en Rioja se ha cansado de masticar tablas, como bien dice Eldiletante, cuando llegue a Ribera irá a por un martillo y clavos.
    Dile, puedes pasarnos el sitio de donde has sacado ese párrafo? Podría hacer uso de él?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Smiorgan, en el último artículo de elmundovino

    ResponderEliminar
  12. Gracias Dile.
    Por cierto, he econtrado una traducción del escrito de Martin entero aquí: http://cort.as/2Thz
    Al final hay un enlace para descargarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar

  13. El MundoVino-'Estilo Parker': ya no es lo que era
    .
    Ahí os dejo el link del mundovino sobre Neil Martin, parece que vienen nuevas aguas, a ver donde quedan.
    Con respecto al post, creo que todo esto es una cuestión política pero dejando esto al margen porque ni me interesa entrar, es una auténtica falta de profesionalidad, cómo no tener carta de vinos escrita o no tener pizarra o servir el vino caliente o pasado...etc

    ResponderEliminar
  14. Yo voy a romper una lanza a favor de Cataluña que lo que conozco mejor.
    Viví allí algún añin, pocos pero alguno, me moví bastante, y nunca, y repito nunca tuve problemas con el idioma.
    Yo cero catalán, pero sin soberbia, prepotencia y con humildad nunca tienes problemas.
    Hombre, tontos hay en todas partes.
    Con la única gente que tuve problemas es con la gente que realmente no sabe castellano.
    Recuerdo una vez perdido por un monte de girona, a 2 horas de la casa mas cercana, me encuentro una moza aterrada y hablándome toda exaltada en catalan.
    Yo le decía que no la entendía, al final después de un rato nos entendimos y resulta que había perdido su perro.
    No sabia decir perro en castellano y tenía unos 20 años.
    Hy gente que no sabe castellano.
    Es así, hay que respetarlo.

    En mi ultima visita a Cataluña fuimos a els casals, estuvimos allí hospedados unos días, bien, hubo un trato exquisito que hasta rozo la amistad.
    Aun así en medio de las conversaciones se les escapaba el catalan.
    Y es que hablan catalan coño, no hablan castellano, en Inglaterra tampoco, es lo mismo.
    Me decía David que pasan meses sin que ente un castellano parlante por la puerta y viven del turismo.
    Allí había orientales, alemanes etc etc, de todo menos españolitos como yo.

    Y, o mucho cambiaron las cosas últimamente, que puede ser, o lo que cuentas en el post tampoco es habitual Toni, no es mayoritario.

    De Portugal ni idea, pero pienso en los restaurantes patrios que conozco y no recuerdo ninguna carta en portugués.
    Falta de miras? Si, como tantas ytantas que siempre hablamos, pero no mas relevante.
    Luego ideas políticas, allá cada uno, todas sn igual de respetables.

    ResponderEliminar
  15. Y también estoy seguro que si no en todos, en la mayoría de esos sitios si entras y la pides te sacaran una hermosa carta en idioma patrio.

    ResponderEliminar
  16. Lolo, ya se que en Cataluña bastante gente habla catalán, como mi güela que falaba el asturianu de Llanera.

    Pero yo no estoy criticando nada de eso. Critico la cortedad de miras de hosteleros con restaurantes en zonas turísticas como Vilanova i la Geltrú, Sitges y Barcelona que no ponen la carta en castellano, estando al fin y al cabo en España todavía y con cantidad de turistas de otras partes de España. Si me dijeras de un pueblo perdido del interior, bueno, que tampoco.

    Y reitero que son muchos los restaurantes en lo que he visto esto estos días, cosa que no recordaba así en Gerona hace 3 años o en Cambrils hace 6.

    Y como dice Ovetum, si veo un restaurante así ya ni entro y menos si el de al lado sí tiene la carta entendible.

    ResponderEliminar
  17. ¡qué bien ha evolucionado el OVNI! SE ha ajerezado un poco y le sienta muy bien

    ResponderEliminar
  18. Habrá sido casualidad, pero estuve todo el día en Tarragona y no vi ni un solo restaurante con la carta en catalán y en otros idiomas que no sean el castellano sino que absolutamente todos tenían la carta como mínimo en catalán y castellano. Gente inteligente y con sentido común.

    ResponderEliminar
  19. Por lo visto el fenómeno es más frecuente en Gerona y sobre todo en el interior. No tiene sentido. Tuve que ayudar a unos mejicanos como pude y casi pasé vergüenza. Que conste que normalmente no las hay ni en euskera en Euskadi ni en gallego en Galicia. Son ganas de tocar las narices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hace 3 años estuve dos semanas en la provincia de Gerona y no recuerdo ver ningún caso como los que comento de la provincia de Barcelona.

      Eliminar
  20. Mi comentario llega casi 2 años después del anterior, pero sigue vigente.
    Estuve hace poco en Barcelona por motivo del mundial de Baloncesto y me sorprendió ver muchos restaurantes de zonas céntricas en los que sólo estaba escrita la carta en Catalán. Me parece de una desfachatez enorme, puesto que en Barcelona hay muchos turistas nacionales. Si fuera un pueblo perdido que no tiene tanta afluencia de gente. Pero, en BARCELONA??????
    El colmo fue ver otros restaurantes en los que además del catalán, tenían en inglés, alemán, francés... pero no en castellano. Increíble.
    Y ya para terminar, comentar que no sólo hosteleros locales actúan así. También franquicias de grandes cadenas internacionales lo hacen. McDonalds, Burger King, Starbucks, o la tienda de Nespresso del centro comercial L´illa de Diagonal, tenían sus productos SÓLO en catalán.
    Alucino vecino con, como dice el autor del blog, la cortedad de miras de estos empresarios/hosteleros que lo único que están haciendo es dejar de ganar clientes potenciales. Y no pocos, porque Barcelona es una de las ciudad más visitadas de la península por los propios españoles. Cuando estás trabajando la política te la tienes que dejar en casa. Y sobre todo cuando trabajas de cara al público.
    Ellos verán, que luego no se quejen si el negocio les va mal.

    ResponderEliminar