domingo, septiembre 11, 2011

Casa José (Aranjuez, Madrid), por Toni


Casa José es uno de los más emblemáticos restaurantes del sur de Madrid y por extensión de toda la Comunidad. Uno de esos clásicos con mucha historia que al cambiar de generación se reinventan para adaptarse a los tiempos actuales.

Desde nuestra anterior visita hace ya algunos años comprobamos esta vez que han eliminado la carta y solo ofrecen dos menús degustación, el menú segunda parte del verano 2011 que está dominado por los vegetales y el menú clasico que nos explican es una selección de los platos de más éxito en temporadas anteriores.

Ultimamente se está convirtiendo en habitual la eliminación de carta y su sustitución por menús. Evidentemente es más fácil para el restaurante este sistema pero tiene el problema de que si eres de la ciudad donde está el restaurante tendrías que espaciar mucho las visitas hasta que cambiaran de menú y en mi caso particular me chirría bastante que tenga que comer lo que al cocinero le apetezca , sí o sí.


Una vez situados en el fantástico comedor con sus espectaculares vigas de madera pedimos el menú clásico, 57,75€ + 8% de IVA. Otro restaurante con la mala e ilegal práctica de no incluir el IVA en los precios. Una pena es que solo tuvieran otras tres mesas además de la nuestra. Esta puñetera crisis.

Antes del menú nos trajeron dos aperitivos de la casa pero que no son gratis ya que cobran 3,50€ + 8% de IVA p.p. por el concepto pan y aperitivo. Hombre, no es mucho, pero no me parece muy elegante el detalle.


No recuerdo exactamente el enunciado pero el primer aperitivo consistió en tomate asado en su agua, sabroso y fresco, muy adecuado para sacudirse de la canícula madrileña pero que tal vez deberían de haber cambiado al tener el menú un plato parecido. A la vez nos pusieron una copa del excelente oloroso Fernando de Castilla que fue de maravilla con la patata asada con chocolate y espuma de avellana que fue el segundo aperitivo. Fantástica la combinación de la patata con el chocolate y la espuma.

Empezamos el menú con una ensalada de bacalao con tosta de cinco cereales y asadillo de pimiento magnífica en su sencillez pero muy sabrosa. Seguimos con el tomate asado con sardina y ali-oli de berros. En este caso se les pasó un poco el tomate y la sardina no destacó especialmente por la intensidad de su sabor.

El último entrante consistió en calabacín asado con sepiolas y crema de avellanas. No soy demasiado fan del calabacín y las sepiolas andaban escasas de sabor. Al igual que con el tomate algo reiterativo el uso de la avellana.

El primero de los principales fue un bonito en escabeche que estaba bien por el exterior pero apenas hecho y frío por el interior. Regular.

El otro fue un pichón a la sal que no pasará a estar entre los mejores comidos. Tenía la textura algo gomosa y un sabor discreto.

Llegaron los postres. El primero fue una sopa de coco con granizado de mango, rico postre por su frescura y en este caso sí, intensidad y elegancia de sabores.

Menos logrado resultó la claudia salteada y yogurt liofilizado que nos pareció algo empalagoso y al ser caliente desentonó después del postre anterior. Yo cambiaría el orden de salida y lo pondría en todo caso delante de la sopa de coco.

Para beber tomamos un Camille Savès 2002 Grand Crû, 40€ + 8% de IVA, excelente y asequible Champagne que nos traen los chicos de Coalla. También nos pusieron como cortesía sendas copas del PX de Fernando de Castilla.

La calidad del menaje, copas, cubertería, etc, excelente y el servicio aunque joven, muy diligente y profesional.

La sensación general fue algo decepcionante. Teníamos mejor recuerdo de la anterior visita por lo que nos esperábamos más nivel en cocina y nos sorprendieron las ya comentadas repeticiones de algunos ingredientes. Está claro que la fama y los reconocimientos se ganan con el trabajo bien hecho por lo que probablemente tuvieran solamente una noche regular. No desaconsejo en absoluto su visita y habrá que volver en unos años.

Nota general: 6

Emoción: 5


Casa José

C/Abastos, 32, 28300 Aranjuez (Madrid)
91 891 14 88 www.casajose.es


toni


54 comentarios:

  1. Je, je. No tenían marisco. ¡¡¡MILAGRO!!! :-) :-)

    ResponderEliminar
  2. Ayer cena en un estrellado que no voy a nombrar para evitar suspicacias antiguas. Era una boda con lo que ello implica. La comida bien (bugre en salsa azafranada, lubina al champagne y ternera al horno) pero me sorprendió el servicio. Una de las invitadas (a la que algunos conoceis) no quería comer Lubina y el camarero...se ofendió rayando la mala educación.
    Me sorprendió este tipo de actitudes en un "estrellado". Era mi primera visita (Chocolatea había ido más veces) y creo que será la última.
    Cosas veredes Sancho

    ResponderEliminar
  3. No me llama nada la atención ni el menú ni Su precio.

    ResponderEliminar
  4. Candasu, aunque n o nombres ese estrellado, la lubina al Champagne deja claro de cuál es. ;-)

    ResponderEliminar
  5. Excelente cena ayer en el Sollun de Nerja. Repetiremos varias veces, seguro.

    ResponderEliminar
  6. Toni, qué quieres que te diga, no me motiva ni más ni menos esa comida, y mucho menos, su precio.
    Eso sí, el champagne excelente. ¿Qué tal se portó con tanta verdura?

    Avelino.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el post.

    Más de una vez me he planteado ir y salir un poco de los restaurantes que uno tiene de cabecera por decirlo de alguna manera. Pero después de leerte se me han quitado las ganas la verdad.

    Me habían comentado que estaba a muy buen nivel, no lo parece.

    saludos

    ResponderEliminar
  9. Avelino, el Savès se porta siempre bien con lo que sea. :-)
    Lo que si que es verdad es que verdura había bastante y no te digo nada en el menú grande.

    ResponderEliminar
  10. Es cierto que tras leer el texto no parece una visita atractiva, pues, si bien los platos tienen unos enunciados sugerentes, luego parece que "en la práctica" no dieron con la tecla (se repite lo de la falta se sabor).

    No obstante, sigue estando en el punto de mira para mis bajadas a Madrid. Primero, porque disfruté como un enano tomando varias raciones (inolvidables las mollejas con cigalas y ¡qué espárragos trigueros!) en su barra, una de las mejores en las que jamás estuve. Segundo, porque tener como proveedor de vinos a los de Coalla siempre es garantía de acierto en ese punto. Y por último, porque mis contactos valdemoreños (a escasos 20 km de Aranjuez) siempre salen contentísimos de sus visitas a Casa José; y si no me fío de ellos...

    ResponderEliminar
  11. Compagnu.

    Yo también tenía buenas referencias de CASA JOSÉ. Más de los platos con verduras. Por eso siempre andaba entre las visitas pendientes.

    Lo malo, en estos días que corren hay que mirar donde gastarse los cuartos para no salir decepcionado. Y yo hasta ahora cuando decido salir por esos lares a comer siempre tiro para Illescas. Uno que tiene querencia :-)

    Supongo que si bajas por Valdemoro, habrás visitado Chirón. Buen restaurante, con buena cocina pero donde el servicio deja mucho que desear (EMHO) y en mi caso particular estropearon un par de comidas.

    ResponderEliminar
  12. Juanjo,

    Hace más tiempo del que quisiera que no bajo a mi pueblo.
    Mis visitas allí son de tres o cuatro días, y voy con la agenda petada (un par de visitas a locales de la capi, las cañas en los bares del pueblo de siempre, alguna excursión a sitios nuevos de la zona...).

    Es por todo esto por lo que todavía tengo que solucionar el inmenso fallo de no conocer CHIRÓN, o para ser exactos no conocerlo con sus actuales propietarios y cocina (pues hace mucho que fui a comer allí y no tenía nada que ver con lo que te encuentras hoy). Buenos amigos de los hermanos Muñoz Bargueño se pasan de vez en cuando por aquí, a leer las chorraditas que escribe “el colega del Norte”. Así que harán bien en transmitirles tus impresiones.

    En Valdemoro, sí conozco LA FONTANILLA. Un lugar de fiar, donde se nota la mano de un cocinero que, a parte de haber estado aprendiendo de bastantes maestros, tiene la hostelería en los genes. Y que por cierto es bastante amiguete de tus “admirados illescanos”.

    ResponderEliminar
  13. Varias horas y una resaca después de haber vuelto de tierras leonesas me reincorporo a la tertulia.

    Del post pasado, dos detalles. Me alegra que hayamos convencido a Espeto para pasarse por aquí a preguntar. Ahora sólo falta convencerlo para que no resuma demasiado sus crónicas posteriores. ¡Queremos pelos y señales! En serio, yo considero una suerte contar con puntos de vista nuevos sobre "nuestros" sitios.
    Y también me alegra que Compangu haya estado fino y haya llamado al orden a Candasu por eso de hablar bien de chigres y no decirnos cuáles son, porque era la segunda vez que lo hacía. (Te estoy vigilando, Candasu ;-)

    ResponderEliminar
  14. Y del post presente me llama la atención los "palos" que le estáis dando a Casa José. Creo que habéis interpretado mal a Toni. Con su natural carácter muy crítico señaló cada detalle que podía haber estado mejor pero yo no lo veo tan mal. La propuesta, en primer lugar, sí me parece sugerente. Los precios me resultan coherentes con la zona. Otra cosa es lo carísimo que es este "vicio" nuestro. Y luego están los resultados, que no fueron tan satisfactorios, pero si él mismo reconoce que pudo ser un mal día doy por sentado que no vio mal producto o malas prácticas. Eso sí sería motivo para tachar de la lista a esta casa.

    ResponderEliminar
  15. la vedá es que el post da pocas ganas de comer

    ResponderEliminar
  16. Como siempre, Jorge hace el análisis preciso. Efectivamente lo de Casa José tuvo la pinta de ser una noche floja en cocina, aunque podían no repetir en los aperitivos, ingredientes del menú posterior.

    ResponderEliminar
  17. Yo guardo un buen recuerdo de Casa José, con mucho nivekl aunque de eso hace ya algunos años, por lo que puede haber cambiado. Recuerdo que degusté un Más La Plana de Torres y me hizo mucha ilusión ya que en otros establecimientos no lo encontraba ¿Habeis probado este vino alguna vez? Tiene una historia muy interesante http://www.clubtorres.com/es/blog/12

    ResponderEliminar
  18. Intentaremos dar una oportunidad.

    Compagnu

    He estado un par de veces en LA FONTANILLA, aunque de eso ya hace tiempo. EMHO me parece que en cocina CHIRÓN está un pelín por encima. En atención y servicio no hay color. El primero gana por varios cuerpos de diferencia.

    ResponderEliminar
  19. Interesante artículo y sorprendente cata de Elmundovino sobre los vinos del Cantábrico.

    ResponderEliminar
  20. Una vez leído y releído el post, está claro que Casa José pierde muchos enteros en la lista de aquellos locales que tengo previsto visitar cuando me pase por la capital del reino y alrededores, ya que como no los puedo visitar todos, tengo que priorizar y procuro siempre ir sobre seguro, y aún así, algún sapín toca tragar de vez en cuando.

    * Calabacín asado con sepiolas y crema de avellanas, "No soy demasiado fan del calabacín y las sepiolas andaban escasas de sabor"

    * Bonito en escabeche, "que estaba bien por el exterior pero apenas hecho y frío por el interior" Regular.

    * Pichón a la sal, "que no pasará a estar entre los mejores comidos. Tenía la textura algo gomosa y un sabor discreto"

    * Tomate asado con sardina y ali-oli de berros, "En este caso se les pasó un poco el tomate y la sardina no destacó especialmente por la intensidad de su sabor"

    Al final comenta Toni, "La sensación general fue algo decepcionante"

    Todo esto que cito anteriormente (copiado y pegado del post), Jorge, a mi me da a entender o un mal producto, o el maltrato de un buen producto, una de dos, o al menos es lo que yo interpreto.

    Otra cosa es si lo ocurrido fue un hecho aislado, un mal día, o es el día día del negocio ...

    ResponderEliminar
  21. Jorge, puedes contar con esas crónicas. Y conste que sobre ti recae la responsabilidad de haber pedido la versión larga. :)

    Hablando en serio, me parece lo justo dadas vuestras recomendaciones y a mí también me gusta contrastar opiniones de “forasteros” que vienen a visitar los restaurantes de mi zona. El exceso de cercanía a veces hace que el criterio se distorsiona hacia un lado u otro.

    Y, ya que paso por aquí, aprovecho para discrepar un poquillo. A mí Casa José me pareció un restaurante enorme y con una de las cartas de vinos más interesantes (y baratas) de la CCAA de Madrid. Ahora bien, merece la pena ir al menú de verduras, aunque pueda parecer excesivo, porque el nivel baja considerablemente en carnes y pescados. Sé que suena raro pero de verdad creo que merece la pena.

    ResponderEliminar
  22. Grande Casa José,imagino que no fue un buen dia.Claro que mucho mejor cuando hablamos de verduras,pero su barra es de lo mejor y lo de lo vino es increible,conte 54 champgnes expuestos en la barra................alguien da mas?
    Por cierto,es un sitio que te hace sentir como en casa,en especial armando.

    Del chiron y la fontanilla no voy decir nada mas,estan muy bien y si estuvieran en Madrid estarian en los top.
    aloque

    ResponderEliminar
  23. Los restaurantes y los platos nos dicen una cosa u otra a cada uno y hasta los comentarios los leemos de forma distinta, está claro. No sé si he abusado de leer a Toni entre líneas porque lo conozco más o no. En todo caso, ahí quedan distintas opiniones.

    Espeto, asumo esa responsabilidad. Y te agradezco de antemano la aportación.

    ResponderEliminar
  24. Sigo con los vinos modestos (y de tierras cálidas). Un Patio Ensamblaje 2008 se portó muy bien, fresco y con fruta abundante. Y sobre todo tuvo un excelente aguante, varios días sin decaer lo más mínimo. Para su precio ya quisieran muchos...
    Y un RC Reuters 2007 resultó muy goloso, fácil de beber. Vino asequible, sin complicaciones, que invitaba a seguir copa a copa. Este tuvo otra respuesta a los días abierto. Sin caerse, acentuó la madera pero todo dentro de la contención.

    ResponderEliminar
  25. Por último, he cumplido con el ritual de aficionado y he probado la Inedit de Damm, aunque sea con retraso. La verdad es que se deja beber muy bien. Nariz agradable, frutal con notas florales. Acidez justa, burbuja fina y el amargo muy contenido por debajo. Imita esa tendencia de algunas artesanales catalanas de añadir aromáticos (cilantro, regaliz, naranja) y creo que ahí está la clave de su resultado peculiar. Otra cosa es que justifique su precio frente a aquellas. Ahí que cada uno opine.

    ResponderEliminar
  26. Corresponsal informa. Ayer buena cena en plan tradicional en Casa Luque en Nerja. Cocina tradicional de la zona con unos ricos ajoblanco y porra antequerana de entrantes, un muy buen rabo de ternera guisado y unas excelentes carrilleras de cerdo al agridulce de miel de caña de Frigiliana. Como supongo que repetiré, haré post a la vuelta con todo junto.

    ResponderEliminar
  27. Por cierto, o es que apenas hay restaurantes tradicionales aquí en Nerja o es que yo no los he encontrado y eso que ya di unas cuantas pateadas.
    Con el mogollón y medio de extranjeros que andan por aquí, sobre todo británicos, me extraña que no haya más sitios de cocina de la zona en vez de la invasión de pizzerías, étnicos y otros restaurantes de medio pelo...

    ResponderEliminar
  28. yo hoy compre, por expreso consejo de mi pescadero, una palometa de 1,700 kg que fue un autentico espectaculo
    nada ver con lo que se compra pro ahi bajo ese nombre
    luego hice una bechamel pa las fieras, con harina de espelta, mantequilla pata negra y leche de la maquina de la plaza de aviles que no veas que exquisited
    no pude evitar hacer dos croquetas con lo que sobro y creo que las voy a patentar, croquetas de palometa
    una gozada, espectaculares

    ResponderEliminar
  29. Jorge.

    La Inedit me parece una cerveza bastante anodina, una copia con poca chicha de cualquier "blanca" belga, y eso si, una muy buena operación de marketing de la Damm, que por otra parte, elabora alguna cerveza muy decente, como la AK Damm (estilo alsaciano) o incluso la Volldamm de toda la vida.
    Si su precio está sobre los 4 euros (no lo sé), hay opciones por unos 2 euros botella de 33 cl que para mi la superan de largo. Por ejemplo, el otro día vi en el Alcampo la Orval a 2 euros: no hay color.

    Avelino.

    ResponderEliminar
  30. Estoy de acuerdo en casi todo, Avelino (Hombre, no me parece tan anodina, pero...) y sobre todo en lo de su precio y la fantástica operación publicitaria. También en que la misma Voll Damm de toda la vida y la A.K. Damm son dignas cervezas. Por eso dejé el "turno de palabra" abierto y comenté que había cumplido con un ritual de aficionado, no tanto que había probado algo especial o sorprendente.
    Como apuntas, no compite con algunas importadas que encontramos con facilidad ni siquiera con artesanas que ahora están apareciendo por ahí.

    ResponderEliminar
  31. mañana me llega un corderin de oveya xalda
    ya os contare porque merece la pena, y mucho...
    mañana cena en ca suso, tambien merece la pena, y mucho jeje
    creo que mañana sera un gran dia :-)

    ResponderEliminar
  32. Asi, tal cual lo pones, no me llama nada. Cuando vuelvas dentro de unos años vuelve a comentalu a ver :-)

    ResponderEliminar
  33. Ayer otra buena cena en Sollun. Lo penoso es que con nosotros tuvo 6 comensales en total y los cutregaritos de los alredores llenos. En fín...

    ResponderEliminar
  34. Hoy estuvimos dando una vuelta por Málaga y comimos unas tapas en el gastrobar de Dani García, La Moraga.

    Rica la ensaladilla rusa con ventresca de atún, muy buenas las croquetas de pringá, original el kebab de cordero con cous-cous, para comer 12 el mollete de Antequera con chorizo y cebolla y bueno el picho moruno de cerdo con raz el hanout.

    Lo que me pareció caro de cojones fue la copa de un tinto gaditano, Barbazul a 3€.

    ResponderEliminar
  35. Llego tarde, pero llego. Me quedo, tras leer el post, con la conclusión de que si ciertos platos estuviesen bien ejecutados; la visita merecería mucho más la pena. Algo de reiteración en los ingredientes, o la falta de elegancia por cobrar el aperitivo, se convierten en Pecata Minuta; si se ha comido y bebido bien.

    Lolo; a ver esas recetassss. Ponte a publicar, que te estás callando muchas. ;-)

    ResponderEliminar
  36. La triste reflexión de Toni pone el dedo en la llaga: estos "caprichos" gastronómicos que nos gustan son cosa de minorías y en estos tiempos eso es peligroso para los locales. De minorías por gusto o costumbre o como lo queráis llamar, no por razones económicas, que es otro problema. Por supuesto que el público ha menguado mucho porque no tiene dinero o por miedo a no tenerlo dentro de diez minutos -al ritmo que nos llevan- pero eso es general. Entre quien todavía gasta en comida y bebida fuera domina abrumadoramente el gasto en lo que Toni ha denominado "cutregaritos", en los que funden tanta o más pasta que los raritos (¿nosotros?) en "sus sitios". Es lo que hay.

    ResponderEliminar
  37. Ayer, decepción colectiva con un Camoes 2005, tinto del Alentejo de Adega Eladio Piñeiro. Sobremaduración, pasificación y tal y tal. (Creo que estoy recuperando mi paladar respecto a los vinos "cálidos" ;-)

    ResponderEliminar
  38. Pues sí Jorge, somos una minoría los "raritos" ;-)
    Lo chocante es que por ejemplo en el Sollun los entrantes andan por los 11€ y los principales por los 20. Precios poco más altos que los de los cutregaritos de alrededor, que ¡ojo! no he probado pero he visto los platos encima de las mesas y sin comentarios.

    ResponderEliminar
  39. otro critico como maribona juzgando restaurantes por lo que ve en los platos sin probarlos

    ResponderEliminar
  40. A mi tampoco me ha gustado nada pero nada el Camoes 2005 (alentejo)y creo que estaba mas en la fase de defunción que otra cosa...

    ResponderEliminar
  41. Anónimo, no se si agradecerte u otra cosa el llamarme "crítico" pero en lo que respecta a juzgar restaurantes sin probar sus platos reconozco que en este caso soy un poco acojonao y después de ver algunos en las mesas nooooooo me atrevo.

    ResponderEliminar
  42. Hay cosas que, por la salud de uno, es mejor no probar después de vistas. Cuando ves precocinados y congelados "X", cuando ves el tipo de fritura, la propuesta de menú, etc., hay sitios que ya lo han dicho todo sin que uno tenga que sufrir probándolo.
    Y además hay otras cosas que también cuentan y basta verlas; de nuevo no hace falta sufrirlas porque sí. La sala, la atención, menaje, ambientación... ¿Más ejemplos? Porque todo eso también diferencia un garito cutre de un sitio digno o bueno. Muchas veces, más que el precio.

    ResponderEliminar
  43. Me parece muy interesante este debate surgido en Toni Y Jorge sobre los "cutregaritos" y los que tienen algo mas de nivel.
    La tan acostumbrada aparición de un "anónimo" para tocar las narices - se puede decir lo mismo de otras formas, pero atacar suele ser la común- creo que aunque tenga cierta razón podemos entender lo que Toni quería decir y por supuesto que hay sitios que solo con ver- u oler- ciertas cosas, no solo comida, no apetece ni entrar.
    Y sobre lo de que a veces sale "mas caro" ir a un sitio de estos "peleones" que ir a un restaurante de mayor nivel, el ejemplo fue mi cena de ayer en la Corriquera, ahora os cuento un poco en otro comentario.

    ResponderEliminar
  44. Ayer en la Corriquera cenamos estupéndamente. Voy a poner primero lo que menos me gustó, algo que no influye mucho para disfrutar. El pan era bastante mejorable así como las patatas fritas que no puedo asegurar que eran de bolsa pero me lo parecián.
    Había varias opciones, el menú Anova +, la carta y una propuesta era un Menú de 25 € incluido bodega y café, consistente en un aperitivo, una entrada y un plato principal , pudiendo elegir entre 3 opciones en cada "sección", platos que se podian comer a la carta.
    Muy buen trato, muy buen servicio, una carta de vinos que aunque quizá yo haría otra, se puden encontrar varias cosas interesantes/ atractivas. Buen servicio del vino, siempre se agradece que se sepa lo que hay entre manos.
    Raciones abundantes- demasiado- y cocina sabrosa, un restaurante de precio medio pero con atenciones y cocina por encima de su rango de precios.
    Muy recomendable. Y ahora vuelvo a retomar mi comentario anterior, raciones abundantes, cocina con detalles, buena carta de vinos y buen servicio, 25 € una cena en condiciones, similar o inclúso mas económico que muchos cutregaritos de fritangas con solera y recauchutado de platos sobrantes.

    ResponderEliminar
  45. La cerveza Inedit es una cerveza muy cara para lo que es, aunque tambien es cierto que es medio litro. Me parece una cerveza con un punto diferente, mas como aperitivo que como acompañante de una comida.
    A mi me gustan muchos las artesanas y las extranjeras de dobles/triples fermentaciones e ingredientes, me decanto por la Tripel Karmeliet aunque una dóminus, Le trappist Rochefort, verhoboen- o algo así me gustan mucho también, las dos primeras preferiblemente en botella de 75 cl.
    Una pregunta de ignorante, las cervezas se afinan tambien en botella?. Me ha pasado alguna vez que la Trippel está mas dura que otras, con la burbuja menos integrada y molesta.
    La Orval a 2 €?, eso es un auténtico chollo aunque es una cerveza que ese amrgor final del Lúpulo- creo- no termina de convencerme.

    ResponderEliminar
  46. Buenas, Sibaritastur.

    Hombre, afinarse, como lo entendemos con el vino, no creo. Lo que sí sucede es que a lo largo del tiempo en botella, la acción de las levaduras y los azúcares añadidos en ciertas botellas (por ejemplo la Orval de la que hablamos, que se embotella con un cultivo de levadura y azúcar cande), produce una transformación y nueva fermentación, así como un grado alcohólico más elevado a lo largo del tiempo. De ahí que ciertas cervezas sí cambien en la botella.

    La verhoboen de la que hablas, es posible que sea la verboden vrucht ? (fruta prohibida)? Es una cerveza fuerte que a mi siempre me ha gustado. Si es esta, curiosamente está producida por la cervecería que originalmente reflotó el estilo de las "blancas" belgas (el mismo que imita la Inedit), la Hoegaarden Brouwerij, aunque hace tiempo que ya no está producida por Pierre Celis, el gurú de las cervezas y revitalizador del estilo.

    Saludos.

    Avelino.

    ResponderEliminar
  47. ayer cena en ca suso
    muy bien, disfrute mucho y me senti muy agusto
    lo unico que penalizo un poco ese sentimiento fue el bullicio, el ruido
    pero no es culpa de la sala, es culpa de los maleducados comensales que deben pensar que estan en un chigre jugando al domino en vez de disfrutando de una cena

    tomamos un menu anova+ con el vino que ofertan
    muy bien, la verdad, gran sitio

    ya probe por fin la casadiella fluida, me gusto mucho aunque un pelin pasada de sal para mi gusto

    destacar el trato y las atenciones, que pese a estar el local lleno y a tope fueron excelentes y como si estuvieramos solos
    un diez en ese sentido
    me quede con ganas de volver, muchas ganas, a poder ser un dia mas tranquilo y con menos voceras en la sala
    sera el santo de mateo, que exalta los animos de estos ovetenses jeje

    ResponderEliminar
  48. Ayer, en el suplemento "Tierra" de El País (con la foto de un simpático cerdito) venía un artículo interesante sobre las manipulaciones de los alimentos que se nos escapan. Bastante relacionado con algo que Sibarita, Louzán y yo mismo debatimos en el blog de José Luis sobre lo que el consumidor sabe y puede exigir.

    ResponderEliminar
  49. Me parece interesante el debate que ha provocado la declaración de Lima. Algo aportó Regol el otro día y ahora mismo hay nuevos post del Gourmet de Provincias y de los Amigos de Ligasalsas con puntos de vista diferentes. Debajo de palabras grandilocuentes hay bastante en que pensar.

    ResponderEliminar
  50. El año pasado comentaba aquí que en el interior de Murcia todavía se encontraban precios olvidados en nuestra tierra. Hoy en Cómpeta, un pueblo de la Axarquía malagueña tomamos unas cañas sentados en terraza a 1€ la caña.
    Si los precios de las demás cosas están en relación y sumando el clima no me extraña que esto esté petao de jubilados europeos.

    ResponderEliminar
  51. Con lo del clima puntualizo. Seguro que está muy bien de noviembre a marzo, pero definitivamente a mi no me gustaría vivir aquí de abril a octubre. Dos semanas bien, pero más, no.

    ResponderEliminar
  52. Sigo con los debates. Es lo bueno que tienen, provocar discusión, sacar a relucir argumentos. El Pingue añade algo muy, muy importante que por eso mismo suele querer dejarse de lado, no tocarlo. Ahí queda dicho, alto y claro. Al final lo del G9 va a dar juego.

    ResponderEliminar
  53. No recuerdo exactamente el enunciado pero el primer aperitivo consistió en tomate asado en su agua, sabroso y fresco

    ResponderEliminar