sábado, junio 14, 2008

Portal de Echaurren (La Rioja)


En el eterno debate, recrudecido estos días pasados, en el mundo de la cocina nos solemos olvidar que quien salvó al Producto de su muerte entre cocciones eternas, el que lo rescató de ahogarse entre grasas y salsas excesivas, el primero en apostar por la sencillez , la ligereza, la frescura, fue precisamente un movimiento llamado Nouvelle Cuisine, que aunque ahora luzca con el oxidado brillo de una antigualla entre los humos nitrogenados, la cocina molecular y ese chunda chunda mediático de lo tecnoemocional, su espíritu sigue presente, por ejemplo, en la gamba roja de Dacosta que pude tomar el año pasado, o en los Espárragos Naturales a la Parrilla con ceniza de Sarmientos de Francis Paniego del otro día. Los hace al vacío durante seis horas a 65 º, y en ese tiempo da lugar a que a que la tímida alma del espárrago nos muestre su escondida delicadeza, su blanca sencillez . Por eso le conviene ese ligero toque de plancha, la fina ceniza, y , sobre todo, el fresco perfume de bosque de unas láminas de perretxico crudo, a cuyo espíritu, por lo visto , también espanta el fuego. Y cuando alquimia, razón y sensibilidad aciertan a combinarse , ocurre ese milagro de que el alma, en este caso del espárrago, se haga carne entre nosotros, y así podamos comulgar con ella imbuidos de dionisíaca alegría. Algo parecido surgió con la alcachofa ( Alacachofas naturales en Salsa sobre un Falso Toffe de Jamón). Francis le quitó esa parte facilona y superficial que es su corazón. Nos dejó las hojas duras de verde intenso que están nada más quitar sus primera hojas. Y es que la alcachofa es como es ,intensa, agreste, algo grosera, y así nos vino, con una textura en la que no dejaba de tener crudeza , con su dificultad para nuestro domesticado paladar. Y para hacer traer la memoria al plato el falso Toffee de jamón, ligerísimo, con una amabilidad que agradecemos después de la violencia. Maravilloso. Y nunca comí unas Croquetas tan finas, crujientes, con una cálida ternura en su corazón y un poquito de huevo cocido que nos recordaba que también en un restaurante se puede uno sentir en casa. Ni una fritura de merluza así ( Merluza a la Romana Confitada a 45º sobre Pimientos Asados y Sopa de Arroz). Las confita a 45º, y ese número debe ser el número pi del albardado, no debe haber otro, porque el experior quedó de un dorado esponjoso pero firme, y el grueso trozo de merluza estaba (casi )igual por fuera que por dentro, jugosa, cocinada casi sin estarlo. Lástima que los espíritus sean algo huidizo, escurridizo, que se marcha sin dar expliciones. Nos las dio Paniego al final, y fue que la merluza, cogida el sábado, decidieron congelarla, y el proceso de descongelación por lo visto no se había terminado de completar cuando fueron a echarle mano al bicho. Delicioso fue su “Secreto” de Cordero Glaseado con un toque de jengibre y hortalizas frescas (nabo, patata, zanahoria,..), con la carne hecha caramelo y gelatina , y un sabor que conseguía ser intenso a la vez que fino, desbastado, con una ligereza que Paniego nos explicó al final: quitaron hasta un 40 % de la grasa y la sustituyeron por…metilcelulosa (Juro que a.- no interfería para nada en el sabor, b.- hice muy bien la digestión). A destacar que los acompañamientos fueran livianos contrastes, perfectamente modulados, siéndolo sin quedar desnaturalizados. Logrados fueron también los postres, uno en clave refrescante : Sopa Fresca de Manzana sin Fin y helado de Menta fresca, y otro de marcado carácter goloso y mediterráneo, la Tosta Templada con Queso de Cameros, Manzana y Helado de miel.

Creo que los Troisgros, que buscaron en el camino inverso de las cortas cocciones conseguir llegar al mismo lugar, hubieran disfrutado esa noche en el Llar con la cocina de Francis Paniego.

62 comentarios:

  1. Y pedir perdón por la tardanza, y poruqe se me trasfotaron las imágenes.

    ResponderEliminar
  2. Hoy precisamente hablaba con Yerga de El Portal. Y de la educación y madurez de Francis, uno de los pocos que ha sabido responder a Santamaría sin sacar la pata del tiesto.

    ResponderEliminar
  3. Si ,pero no, en su casa tambien la merluza a 45º evapora los jugos a toda velocidad, es una técnica efímera , le falta costra , en mi opinión,para que se mantenga en el plato.
    En el resto de platos, alguno no lo he probado, apoyo al 100% tus opiniones, Francis es un grandísimo cocinero, su casa es tu refugio, su madre es tu madrina ,su conversación es tu sobremesa, su servicio son tus cómplices, su carta de vinos , fuera de Riojas "of course", es una invitación al desmadre y, sobre todo, el GT ,con puro , leña y charla es insuperableo y en primavera y otoño .....¡indescriptible!
    Recomiendo comprar la colección que ha sacado El Pais y comparár aFrancis , a SS y a Pepe Solla con el resto, demagógias aparte, cada uno que se piense que es lo que mas le gusta, a mi personalmente me mola "la técnica al servicio del producto."....¡J...! que demagogo

    ResponderEliminar
  4. Si , pero no, a la merluza , no a la cita de Ligasalsas, que he realizado hace apenas dos horas, uno es incoherente ,pero no tanto.

    ResponderEliminar
  5. NO es demagogia, sino todo lo contrario, Yerga. Creo que los excesos del Yo han sido uno de los pecados de la cocina creativa española. Cuando se ha creado/experimentado para llamar la atención de los medios , o para acudir a Madrid Fusión... El proceso creativo auténtico, personal, raramente transferible, sigues sus propios ritmos.
    Cuando uno tiene la humildad de poner su técnica, y por qué no, seu creatividad al servicio del producto, creo que también se está poniendo al servicio del comensal , y que se acierta, como sin duda hizo Paniego.

    Creo que el contraste con lo que hizo Raúl Alexandre fue significativo. Y eso que esperaba lo contrario: una cocina tipo tercera vía en Ca Sento, y algo más rompedor en Paniego.

    ResponderEliminar
  6. POr otra parte, es que me pareció un caso de libro del espíritu auténtico de la Nouvelle Cuisine auténtica. Para mejor muestra, copio los diez mandamientos de Gault- Millau. Adaptado a nuestra época, creo que no incumple ninguno:

    1- No cocerás demasiado.
    2- Utilizarás productos frescos y de calidad.
    3- Aligerarás tu carta.
    4- No serás sistemáticamente modernista.
    5- Te servirás, no obstante, de las aportaciones de las nuevas técnicas.
    6- Evitarás adobos, fermentaciones, etc.
    7- Eliminarás las salsas blancas y tostadas.
    8- No ignorarás la dietética.
    9- No trucarás las presentaciones.
    10- Serás inventivo.

    ResponderEliminar
  7. POr otra parte, no mencioné dos platos que aunque no fueron desacertados me `parecieron menos signifivativos:

    Un foie aligerado, más fresco, con un caviar de vino, que hacía también de ligero contraste dulce.

    Un tartar de Tomate con Cigala y Ajo Blanco. Buenísimo el Tartar, con un tomate de calidad muy maduro, y un ajoblanco aligerado. Faltó que brillase un poco más la cigala. Con su particular dulzor y frescura el mar y montaña hubiera funcionado muy muy bien.

    ResponderEliminar
  8. Me van a crucificar, pero total, qué más da. El libro de Santamaría es buen libro, lleno de ideas. Cuando se filtra la capa de arriba, la grasa, lo innecesario hay proteína.

    Lo tengo que madurar, pero quiero defenderlo.

    ResponderEliminar
  9. Santi , es inteligente, una de sus reflexiones me gusta ," en el coste del menú al menos el 33% debe ir en el producto, a partir de hay es un engaño al comensal",me lo ha contado alguien que lo ha leido,hoy leer ese libro es politicamente incorrecto,yo no lo he leido, pero lo haré.
    Si hablamos de porcentajes,33% producto, 17% cocina, 20% servicio, 10% entorno,19% vinos y licores y....un 1% de "cortesia gallega", una comida casi perfecta.

    ResponderEliminar
  10. Yo lo compré el viernes. LO ojeé y me pareció que había cosas que merecían la pena. Ya os iré contando

    ResponderEliminar
  11. Estuve hace un par de años en el Portal y estoy de acuerdo totalmente que las croquetas son acojonantes.

    Aparte de estas, el único plato en el que coincidimos fue el del tartar de tomate con cigala y ajo blanco, que segun mis notas me gustó mucho.
    Fue extraodinario un arroz ligado con verduritas, tallarines de sepia y aceite de parmesano de los mejores que recuerdo, originales y muy ricas las patatas a la riojana (versión 2005)y buenísimo también el cochinillo asado a baja temperatura con gelatina de lechuga.

    Un gran cocinero Francis sin duda.

    ResponderEliminar
  12. El Sporting a primera, y también el Málaga. ASí que me alegro por partida doble

    ResponderEliminar
  13. Yo también estuve hace un par de años y recuerdo perfectamente los platos que menciona Toni además de un postre de espumas de piña, coco y caramelo.
    Muy buen recuerdo en un marco muy bonito y con un servicio muy bueno.Un sitio para recomendar

    ResponderEliminar
  14. Buenas tardes
    Yo estuve en agosto pasado en el Echaurren y disfrute por partida doble de la cocina de Francis y de su presencia, las croquetas que nombras o el tartar de tomate son de visita obligada
    El primer postre que nombras no me llamó la atención se me hizo pesado, pero todo lo demás que tuve la oportunidad de probar me encantó
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  16. lo que le cae a Maribona15 de junio de 2008, 21:55

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  17. Veo que lo del Echaurren y sus bondades es algo bastante generalizado. Y yo que no tenía ni idea de lo bueno que era.

    ResponderEliminar
  18. Me acabo de preparar una tosta que no ha sido una mala opción para salir del paso: pesto rojo, olivada de Aragón, tomate seco en aceite, un poco de AOVE, mozarrella y a gratinar

    ResponderEliminar
  19. Curiosamente, leyendo ahora el libro de Santamaría, me encuentro, más o menos, lo que he dicho a propósito de Paniego, y uno de los más críticos con las palabras de Sntamaría: "cocinar es un acto de humildad", "la nuestra es una profesión donde la vanidad está causando estragos".
    Y luego los diez mandamientos Gault y Millau.

    POr ahora , como sociólogo tiene poco interés , pero cuando empieza a hablar de cocina sí que lo tiene. Ayuda también a entender algunas cosas.

    ResponderEliminar
  20. Por esas cosas raras que tiene la vida, y gracias a un AMIGO, he podido disfrutar de la cocina de un local tan alejado de mi “círculo de influencia” como es el ECHAURREN en tres ocasiones. La primera fue hace ya 10 años, cuando en vez de “EL PORTAL”, lo que tenía era una carta dividida entre la cocina como la entendía Francis Paniego y la cocina como la entendía la abuela de Francis. En esa primera visita ya me di cuenta de que se trataba de un sitio especial.
    Las dos siguientes fueron hace 3 años, una en el ECHAURREN tradicional, donde flipé con la sencillez, perfectamente entendida, en el tratamiento del buen producto; y la última ya fue en EL PORTAL, donde coincidí en tres platos de los que nombras: las croquetas (aquello era crema), la merluza (la mejor que tomé nunca), y el postre de queso de Cameros (hummmm).
    Si las obras nos respetan (pienso en Martino y me echo a temblar) el año que viene volveré por allí. Será otro tipo de fiesta gastronómica, pero estoy convencido de que saldré tan completamente satisfecho como en las anteriores ocasiones.

    Pd.: De tu comentario de ayer de las 8:40 PM ... paso palabra.

    ResponderEliminar
  21. Una pregunta. ¿Alguien sabe si Miguel Sierra tiene local en Avilés? Tengo que hacer un trabajo sobre la gastronomía del concejo y me gustaría incluir algo original.

    ResponderEliminar
  22. Malvado, creo que aún no lo tiene abierto.

    ResponderEliminar
  23. efectivamente compangu,el año que viene si todo sale bien,lo pasaremos en grande

    ResponderEliminar
  24. Y hablando de trufa hay obsesión por hacer que todo sepa a trufa. Lo de los aceites de trufa o las sales con trufa blanca es una epidemia y lo único que consiguen, creo yo, es machacar los platos.

    ResponderEliminar
  25. Liga, tienes toda la razón. ES la última plaga, junto con los ahumados

    ResponderEliminar
  26. Diletante, esta sí es una asistencia para machacar la canasta con todo.
    Acabo de llegar de La Rioja y una de las paradas gastronómicas -la mejor, dicho sea de paso- fue en El Portal del Echaurren. Todo se conjuró para que el día fuera redondo: tiempo agradable después de bastante lluvia, paisaje precioso y comida de las que recuerdas y te dejan con gana de volver.
    La sala tiene un encanto especial, con esa elegancia antigua, punto de nostalgia, pero agradable. Y el servicio, estupendo. Atento y cordial, sin empalagar.
    Como aperitivo presentaron un palito con oliva negra en polvo y un pan de pipas, sabrosos y bien hechos incluso estos mínimos detalles. Porque "el aperitivo" de verdad estaba por aparecer. ¡Un par de hermosas croquetas! Sí, esas mismas que habéis alabado con razón quienes las conocéis.
    Opté por un arroz muy cremoso con hongos y tallarines de sepia y por su preparación de lubina. El arroz tenía buen punto y estaba bien presentado, además de ser una buena combinación. Funcionaba bien, pero entré al local con expectativas tan altas que soy algo injusto con ese plato; no acababa de darme la emoción que estaba buscando. Y si en este momento tenía alguna duda, la sola vista de la lubina me las despejó. Bastaba mirarla para intuir un punto de cocción magistral, ajeno a las torturas a las que someten muchas veces al buen género. Sí, esto era lo que estaba esperando.
    Capítulo aparte merecen los postres, que tienen trato especial en esta casa: todos deben pedirse al inicio de la comida. Las propuestas eran muy sugerentes pero el resultado es fuera de serie. Más destacable aún porque es frecuente que la "línea dulce" quede un pasito por detrás de la "línea salada" en muchos buenos restaurantes. Supongo que, salvo los enormes que puedan permitirse una partida de postres especializada, las preferencias del cocinero "puro" provocan ese desequilibrio. Pues aquí su Tosta templada con manzana y queso de Cameros era un prodigio de textura y sabor.
    Precio aprox. sin bodega y con IVA (dato dedicado a Toni) 65 euros.
    Acompañó dignamente un Placet y el postre recorrió la alfombra roja hacia el óscar del brazo de un Inniskillin Gold.
    Con el café, piruleta de chocolate y gominolas de vino, blanca y tinta, también muy ricas (¿Cómo me atreveré? ¿Qué gelificantes, qué espesantes, qué perverso ingrediente estará emboscado ahí detrás?)
    Además, una breve y agradable conversación con Francis Paniego, referencia incluida a su presencia en La Campana dos días antes.
    Por cierto, tienen planes de reforma cuando la burocracia municipal lo permita.
    Me quedo con ganas de ver el después, de probar más platos, de disfrutar de la versión tradicional del "otro lado de la casa"... De volver, en suma.
    Sabéis que no doy notas, pero esta sería alta, muy alta.
    Aparte, también interesante la parada en Las Duelas (Haro) y, ya en viaje de vuelta, en El Clarete (Vitoria). Pero ese es otro tema.

    ResponderEliminar
  27. Gracias JOrge por darle vidilla al blog con ese estupendo post. A mi también me quedaron ganas de volver, que es de lo mejor que se puede decir de un restaurante.

    Se me ha puesto de baja el chaval que tengo en mi mini- empresa (somos él y yo) y me toca hacer lo suyo y lo mío. En teoría 16-20 horas de trabajo. O sea que hasta el viernes voy a poder andar poco por aquí.

    ResponderEliminar
  28. Jorge, ¡¡¡guerra a los restaurantes que no incluyen el IVA en el precio de carta!!!. ;-) En serio, a ver si copian del extranjero.

    Diletante, ¡el trabajo es salud! :-) :-)

    ResponderEliminar
  29. Jorge, cuando tengas tiempo a ver si puedes poner un post de Las Duelas, que tengo en mente una escapada por Haro.

    ResponderEliminar
  30. En Haro viví casi un año hace ya la friolera de veinte añitos mas o menos. De aquella un sitio que me encantaba era el Restaurante Las Cigüeñas donde comí las mejores patatas a la riojana de mi vida. No sé ni si seguirá abierto porque desde aquella no volví por Haro. De algo no hay duda, VOLVERÉ. Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. HOLA AMIGOS, QUIERO EXPRESAR AQUI, LO VIVIDO AYER EN EL CORRAL DEL INDIANU. CENA MARAVILLOSA EN LA TERRAZA, CON UNO APERITIVOS ESPÈCTACULARES, CROQUETAS FINISIMAS, CON UNA BECHAMEL, ESCASA DE HARINA, RICA EN MATICES Y MUY LACTOSA, UNA PASADA. EL TEMBLOROSO DE FOIE, SORPRENDESE Y ELEGANTE, ESTANDO COMO ESTOY HASTA ARRIBA DE FOIE, ESTE ES FUERA DE PARAMETROS. LA NAVAJA, ESTA SI ES UNA NAVAJA DIGNA DE ELOGIO Y PROMOCION. INCREIBLE CON UN TOQUE A REGALIZ Y PISTACHO, QUE DASBORDADA AROMAS POR DOQUIER

    ResponderEliminar
  32. NO HAGO MAS COMENTARIOS, QUE A LA CRITICA GASTRONOMICA, TENIA QUE CAERSELE LA CARA DE VERGUENZA, POR NO ESTAR ESTE RESTORAN EN EL LUGAR QUE TIENE QUE ESTAR.
    Nº 1 DE ASTURIAS APESAR DEL AMBIENTE MAFIOSO Y LOBBY PODEROSO DE CIERTOS RESTAURANTES DEL PRINCIPADOS ABOCADOS A UNA MEDIOCRIDAD PERMANETE.
    EN CUANTO A LA SALA, PASEN Y VEAN. QUE NIVEL

    ResponderEliminar
  33. La excursión por Haro fue rápida, porque había que encajar varias escalas en el programa.
    Desplazamiento desde Nájera, café en El Suizo, uno de esos locales que mantiene un encanto antiguo a toda prueba, paseo para ver la villa, localizar mis próximas paradas y visita a Bodegas Roda, con la opción de perderte en el laberinto bodeguero del Barrio de la Estación (¿Cómo caben tantas?)
    Y de ahí a Las Duelas, que era el que más había llamado mi atención tras consultar guías, foros y blogs (Gracias mil a los amigos que me lo recomendaron en Ligasalsas)
    El restaurante es el del Hotel Los Agustinos, aunque tiene una entrada independiente. Y esto genera dos ambientes bien diferenciados: la sala a la que se accede por esa entrada, interior y de concepción funcional, bastante iluminada y con conexión directa con cocina y aseos; y las mesas que se distribuyen en parte de dos alas del claustro, para mi gusto escenario excesivo por sus dimensiones y menos cómodo por sus variaciones acústicas y de iluminación.
    Pero lo importante cumplió su función. Servicio correcto y cartas de platos y vinos suficientes.
    Tras un aperitivo de crema de queso de oveja con aceite de pimentón, breve y sabroso, mi elección: roast beef de cordero con lechuga (tres variedades) y mollejitas rebozadas. Esto era una ensalada templada bastante enjundiosa. El punto del cordero era estupendo, con su dorado externo y sonrosado interior, cortado en láminas muy finas al estilo de un carpacho, acompañado por la lechuga y mollejas de cordero rebozadas.
    Como plato principal, rodaballo con verduras y boletus. Un corte de rodaballo tradicional, pero sabroso y en buen punto, acompañado de boletus, zanahorias baby y patatas, con cocción adecuada, sin perder su textura. De todos modos, me costó renunciar a una propuesta de cordero que había en carta que parecía muy buena (la vi pasar para una mesa cercana) pero el resultado fue satisfactorio.
    El postre, melosa de chocolate con avellanas caramelizadas y helado de plátano. Atención, paladares: muy dulce. Me gustó pero reconozco que puede ser empalagosa para alguna gente. En cualquier caso, elaboración muy correcta y combinación apropiada.
    Acompañó un vino que es más fácil de beber que de pedir: Qué bonito cacareaba 2005, el blanco de Benjamín Romeo. Buena armonía con la comida y bueno en sí: dorado brillante, limpio; nariz con predominio de cítricos y destellos anisados; boca amplia, graso y con recuerdos minerales. Y al ser un blanco, me libré de lo que creo que puede ser mal endémico en la zona, la alta temperatura de servicio.
    IVA incluido y sin bodega, unos 60 euros por persona.
    La bodega merece mención especial en este caso: 31 euros, cuando lo vi en el mismo viaje en otra carta a 51.
    Por lo que pude observar, sin probar, en otros locales, creo que repetiría y que lo aconsejaría.
    Hay bastantes opciones, pero me parecen limitadas. Salvo que se escoja sustituir la comida por varias tapas, que sería posible. Me llamaron la atención las de El Portillo, muchas y bien presentadas, y hasta rotuladas en la barra para facilitar la elección. Sin embargo, su carta es más bien pobre. Y este caso parece que se repite a menudo.
    Por último, otro café en La Concordia, también cargado de sabor antiguo, y hacia Briones, para visitar el museo del vino de Dinastía Vivanco. Sólo dos notas: Briones merece la pena, tiene arquitectura muy digna de ver. Y el museo, si sois aficionados al mundo del vino (¿y quién iba a ir si no, listillo?) pero también queréis parar en su parte artística, requiere tranquilamente cuatro horas. Yo, en dos y media y sin demasiada gente, pasé volando por la colección de escultura, grabado, etc.; vi la de sacacorchos a Mach II (o sea, no la vi apenas); me salté la degustación (sin demasiada pena, dicho sea de paso) y no pude ni arrimarme a la muestra de variedades de uva que tiene en el exterior.
    Ánimo, Diletante, que mientras nos quede rollo a dos o tres como yo, te cubrimos el puesto hasta el viernes. Pa eso está el banquillo.

    ResponderEliminar
  34. Gracias Jorge. SE ve que este blog tiene un banquillo como el de la sele, y se vale perfectamente sin los titulares. NO me quedó claro lo del cordero. ¿Te pediste otro plato de cordero después del roast beefe y el rodaballo, o fue el roast beef de cordero lo que pediste porque lo viste en otra mesa?. Va a ver que probar ese blanco.

    Gallego, primero darte la bienvenida. El Corral siempre ha gustado por este blog. En su corta vida le he dedicado dos posts bastante elogiosos, y la mayoría de los que participan por aquí han tenido palabras bonitas para la cocina de Campoviejo. Me gustaría pedirte que para posteriores participaciones usaras las minúsculas, ya que las mayúsculas en medio escrito se asemejan a un grito. Y que te sigas pasando por aquí

    Sin duda la elegancia y buen hacer de Yolanda se transmiten a la sala. Esa terraza por estas fechas debe ser una delicia. Me han dado ganas de probarla.

    ResponderEliminar
  35. SEÑORES EL ADRIA DE LOS BLOGS ( CARLOS MARIBONA)ESTA TENIENDO PROBLEMAS ES SU REPUTADO SALSA DE CHILES, POR UN TROLL,COMO ASI LE LLAMAN ELLOS MUY PELIGROSO

    ResponderEliminar
  36. Pues bien que lo lamento. Parece la obra de un perturbado y de un cobarde, que está atentando contra la libetad de expresión, no solo de Maribona, sino también de sus participantes. DEsde aquí mi condena a estos comportamientos que anegan lo más maravilloso que tiene este medio, la libertad.

    ResponderEliminar
  37. Jorge, magnífico post. Creo que deberías animarte y ser también "corresponsal" como yo.;-)

    Haro es uno de los pueblos en los que más veces he estado en los últimos años fuera de Asturias. De vuelta para casa en los fines de semana en los que me toca pasar cerca, simpre paro allí. Y como casi siempre coincide con la hora de comer hago el recorrido de bares tomando una tapa ó pincho en varios.

    Las Duelas estaba antes en un chalet justo enfrente del hotel Los Agustinos que como bien dices es donde está ahora.

    Hablando de bodegas, merecen totalmente la pena la de Marqués de Riscal en Elciego y cualquiera del barrio de la Estación de Haro como la de Cune.

    ResponderEliminar
  38. Por si os animáis... lo he probado un par de veces y sale muy rico.

    La merluza de Francis.

    ResponderEliminar
  39. Explico lo del cordero. Me refería a otro plato principal que figura en carta y que era muy sugerente, en concreto, lomo asado con piel crujiente y cus-cus; se puede ver en su web. Me hizo dudar pero al final me quedé con el rodaballo, detrás del roast beef-ensalada. El comentario obedece a que lo pidieron en una mesa contigua que entró poco después y pude verlo servir cuando yo estaba con mi rodaballo. Eso volvió a hacerme pensar que lo apuntaré para una próxima visita si se mantiene en carta, pero no puedo opinar nada más porque no lo probé y no se debe juzgar sólo la apariencia.
    Por cierto, si queréis echar un vistazo a la web utilizad la del hotel (www.hotellosagustinos.com) y su enlace al restaurante.
    Toni, lo de apuntarme como corresponsal me lo limita la irregularidad y escasez de cosas nuevas que contar, así que tengo que dosificar las que incorporo. Pero mientras interese o ayude a alguien, ahí van poco a poco. Y el resto, para nuestros debates de gastroadictos. (Me estoy "estudiando" el libraco de Santi y releyendo algo más relacionado, así que prometo "guerra" próximamente)

    ResponderEliminar
  40. JOrge, cuando tengas ganas, te vengan regular o esporádicamente, me encantaría que ejercieras de corresponsal. También de que abrieras un blog. Creo que una de las mejores maneras de conjurar los peligros de los blogs, y de que la cosa prospere en una mejor democratizáción de la cosa gastronómica, es que toda la gente que tiene algo que decir lo vaya haciendo. Soy de los que cree que todo lo vamos sabiendo entre todos.

    Ayer estuve un poc insomne y me dio por terminarme el libro de Santamaría. Y frente a las demagógicas y oportunistas presentaciones y controversias, en el libro ejerce de sofista y hay bastantes cosas apovechables. Entre los ajustes de cuentas , también tiene su momento de emoción cuando se pone a hablar de las setas recién cogidas ( es también una controversia que tengo con un amigo cocinero): "huelen a humedad entremezclada de musgo, pinaza y notas de maderas putrefactas, un mundo que los convierte en unos vegetales de sabores rotundos, limpios, con toques de pimienta o miel, de violetas e incluso avellanas frescas...."Mezclar y cocinar en una cocotte, con un poco de panceta y ajos, las setas encontradas una tarde de otoño ayuda a comprender cómo es la cultura de mi país".

    ResponderEliminar
  41. ¡Buenas tardes a todos! ¡Un día cojonudo!

    ¡Estoy hecho un chaval! Voy a mantener mi nick de Guaje otros 15 años más, y eso que el menda ya cumple 35 castañas. Lo de Guaje vino por una tontería y al final se quedó, aunque la edad me va pidiendo un nuevo cambio de nick bloguero, mas acorde a peinar alguna cana.

    Ayer estuve en la LABORAL ciudad de la cultura viendo el concierto de la YELLOW MAGIC ORCHESTRA. Pioneros del electro-pop Japonés. Uno de los tres integrantes del grupo es RYUICHI SAKAMOTO, uno de los compositores y músicos más premiados, autor de la banda sonora de BIENVENIDO MR. LAWRENCE, también de EL ULTIMO EMPERADOR, EL CIELO PROTECTOR, y la ultima de Brian de Palma, FEMME FATALE.

    Una concierto de culto, una pasada de concierto, repaso de temas de los 70 y 80, echando en falta que Ryuchi Sakamoto tocara su famoso Mr. Lawrence,¡Qué pena!¡Joder qué pena!

    También he de deciros que las pintas que se gastan estos tres, es como para darles de comer aparte, visten peor que Almodovar, ¡qué ya es decir!

    Bueno, después de este sermón, que quería decir.....

    Ya he recuperado el hilo conductor. Ah! Pues eso, que salimos a las 23:00h, y como tenía la noche flamenca me fui con mi amada esposa a picotear algo, no sé como, pero fuimos a la sidrería DINDURRA (Está cerca de la calle Uría y la Avda. de la Costa). Unos fritos de pixin 18€, chipirones plancha 13€, y una le lacón con cachelos. También tres botellas de sidra. Todo normalito, no es que me den ganas de volver, pero como os decía, entramos al primero que pillamos.

    Nos pusieron dos mendrugos de pan, nos los comimos rápidamente, antes de que llegara la comida. Cuando esta vino, pedimos otros dos mendrugos más (dos cachitos de barra de pan. Me trae la factura, y me cobra 5€ por el pan. Después de ver el concierto de los Japos, creía que había entrado en el Delirium Tremens, pero no, ese pan me lo quería cobrara a precio de Centollo. No protesté porque se habrían despistado, y no me cobraban más que una sidra, pero de no ser así lo hubiese hecho.

    Algunos después se quejan de que no llenan el restaurante. Por cierto, los mendrugillos esos de pan, HORROROSOS. Si me llega a sacar pan de hogaza, no tengo ni con la VISA GOLD.

    Termino como empezaba..¡Dile, qué buenos los Japos!¡Qué bueno Bienvenido Mr. Lawrence!

    PD: Me he acostado a la 1, y a las 5 arriba, que hoy me tocaban visitas. Lo dicho," UN GUAJE".

    ResponderEliminar
  42. Ayer me tocó un "pequeño homenaje" en Viavelez. Para celebrar la llegada de unos amiguetes de fuera, nos pusimos en plan barra y empezamos a las 21:30 con un palo cortado espectacular (La Bota 6) y una botella de Pierre Gimmonet 1er Cru, después un Pétalos del Bierzo y un Predicador 2006, -el Pétalos como siempe un acierto seguro y el Predicador un poco duro a pesar de que avisé antes y llevaba cuatro horas abierto (así y todo lo tuvimos que decantar)-, para acabar una botellita de Oremus 5 puttonyos y unos gin tonic de Hendrick's.
    Para acompañar, una ensalada de ventresca con tomate y patata, un muy buen foie con membrillo, un gazpacho con mojama que estaba impresionante (va con pimiento rojo, un poco de comino y vinagre de jerez), unas carrilleras (tan buenas como siempre) y unos quesos (camembert con calvados, emmenthal, stilton, cabrales y algún otro). Para acabar compartimos unos gelees de café y un postre nuevo con un granizado de manzana verde, regaliz y crema pastelera helada.
    Bueno, pues esta movida nos salió por 500€ para ocho personas, lo cuál, contando con que los vinos son caros en Viavelez (y el palo cortado fué el vino más caro de la noche) me pareció bastante razonable.

    ResponderEliminar
  43. ANGEL

    No parece caro por lo que comentas, además en VIAVELEZ. A 62.50€ por per, y comiendo lo que comisteis está bien. Para valorarlo mejor habría que saber cuanto costaban los vinos, pero en eso no soy entendido. Del menú me da auténtica envidia las carrilleras, y el gazpacho. Felicidades!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  44. Lo de los vinos te lo puedo decir, en total salieron por 223€. Aparte de eso tienes que incluir las copas,alguna que otra cerveza y alguna botella de agua mineral.
    Lo que resultó muy interesante fué el combinar raciones completas (p.e. ocho gazpazchos)con algunas medias (p.e. las carrilleras)

    ResponderEliminar
  45. Me voy a pasar unos días en LLanes: por el día playa de Torimbia, pero para salir a cenar sólo conozco el Rte. Sidrería Sierra del Cuera, que está muy bien, todos los años lo visito alguna vez, pero si quiero variar ¿dónde me recomendais que vaya?

    ResponderEliminar
  46. Manu, el año pasado estuve comiendo en el restaurante Entrecaleyas del hotel Aldama Golf en Quintana. No sé como estará ahora, pero aquella vez tomamos platos notables como "magret de pato sobre col lombarda marinada en vino de cangas y salsa de pétalos de rosa", "tournedó de pixín, caviar de berenjena y salsa de albahaca" ó "calamares de potera en su tinta con arroz blanco".
    También tengo que decir que hubo algunos patinazos considerables en la misma comida.

    ResponderEliminar
  47. Manu, yo opino que Llanes tiene todavía que recuperar la asignatura de Gastronomía. En proporción a su entidad (tamaño, visitantes...) y comparada con el entorno (Ribadesella, Cangas de Onís...) suspenso inapelable. Nada en "alta gama" y poco en establecimientos más populares. Eso hace que me lo "salte" casi siempre que como por la zona.
    De todos modos, hay dos que me gustan, dentro de lo que he dicho. Uno lo tienes "a huevo": el San Pelayo, en Niembro. La sala tiene una decoración graciosa, de cierto tipismo en realidad, pero moderna. Y ofrece una carta algo más variada e innovadora que la media, bodega incluida. Y otra posibilidad es el Ríu Calabres, en Posada. También es una sala agradable y vale lo dicho para el anterior respecto a su oferta. Este tiene web pero es mejor llegar a ella metiendo "Ríu Calabres" en nuestro imprescindible Google. La del San Pelayo, la obvia: restaurantesanpelayo.com. Así puedes juzgar tú mismo.

    ResponderEliminar
  48. jorge, ¿imprescindible Google?. Pues no. Yo uso Yahoo. No sé ahora, pero el año pasado que hice algunas pruebas salió vencedor Yahoo claramente en varias búsquedas.

    ResponderEliminar
  49. Por cierto, Diletante, para cuando recuperes el hilo, ya probé algo de Chocolat Factory (véase varios post antes). Me pareció bastante flojo. Las presentaciones, muy buenas, pero ya da que pensar que incluyan una tarjeta donde refieren ¡21 premios! al diseño del "packaging" (¡Qué palabro, señores!) entre 2000 y 2006 y sólo un desiderátum voluntarioso respecto al chocolate. Y es que no me voy a comer el paquete sino el contenido.
    Discrepo de una comparación que hiciste entonces. Creo que Cacao Sampaka es bastante mejor. Ya me gustaría que me hubiesen abierto uno en el calatrávico "Centollu".
    Y por esta vez no te sustituyo más, que los suplentes no jugamos los partidos del fin de semana. Volvemos el lunes con más murga. Si sigues con sobrecarga laboral, aún quedan en la recámara algunos vinos recientes y algún restaurante del viaje "pa ir tirando".
    ¡A ganar!

    ResponderEliminar
  50. Buena, Toni, hilando fino ;-) Eso me pasa por incluir marcas comerciales. Era sólo por referirme al más popular quizá, pero valga el buscador que más le guste a cada uno. Aunque en este caso, empatan con el San Pelayo (los dos lo referencian el primero) pero gana Google en el Ríu Calabres (saca su peculiar página la primera, por si te sirve, Manu)

    ResponderEliminar
  51. Cachis, acabo de llegar.Ángel, qué envidia de barra, y de que tengas a Ron tan cerca. No deja de ser raro que entre tanto certamen de pinchos y tapas, haya tan pocos sitios con una barra decente en Asturias. Me has recordado que tengo un Pétalos 2006 por ahí rondando, y me parece una buena forma de ahogar el cansancio de estos días de trabajo ingrato.

    JOrge, tienes razón en que probablemente me pasé de políticamente correcto con el Chocolat Factory. Aunque a mi el Cacao Sampaka tampoco me entusiasmó, al menos lo que probé en la T4 dentro de la gama normal.


    Guaje , gracias por compartir con nosotros tus vivencias gastronómicas y de las otras. DE Sakamoto no he escuchado mucho, al menos sabiendo que era de él lo que sonaba. Yo es que soy más de roqueros melenudos o de voces cazallosas y acanalladas, como las de Lou Reed o Tom Waits. POr cierto , que este se viene en julio al Kursaal de San Sebastián y colgó el Sold Out en un solo día. Cachis

    ResponderEliminar
  52. NO recuerdo si comenté que desgraciadamente para los enófilos El Legado de Baco cerró sus puertas forever and ever. Para una vinatería que había con una buena selección de vinos y bien conservados. Cachis.

    ResponderEliminar
  53. Guaje,...compartimos gustos, creo que fecha de cumpleaños y...¡hasta la música! Tenía toda la intención de ir a ver a Sakamoto (oirlo y es ver a Bowie con uniforme, al sol...no sigo que cuento la peli) pero ....siempre hay un pero, estoy currando por las noches y no pude. Este mes es el de apurón y luego tengo un par de citas pendientes, entre ellas, El Corral del Indianu.
    Os leo (de 23:30 a 00:00 todos los días)

    ResponderEliminar
  54. Candasu

    No paras buen hombre.

    Me alegro que te guste Sakamoto. Como comentaba, las canciones eran todas de la Yellow, de la carrera en solitario de Sakamoto nada. Hubiese dado algo por escuchar el tema de Bienvenido Mr. Lawrence.

    Después del concierto me descargue la canción, y la escuché un montón de vedes seguidas.

    Que te sea leve amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Hoy en el País, suplemento sobre Asturias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  56. Voy a por el suplemento a ver que cuentan.

    ResponderEliminar
  57. En el suplemento de El Pais siguen con la manía de cambiar los nombres. Como siempre, le toca al Corral del Indianu. :-(

    Me gustaría ver que dirían en Cataluña si dijéramos La Bodega de Casa Roca por ejemplo.

    ResponderEliminar
  58. Dile

    ¿El LEGADO DE BACO HA CERRADO? ¿Por qué motivo? Parecía que funcionaba bien.

    ResponderEliminar
  59. Guaje, fue sobre todo por no poder encontrar personal.

    ResponderEliminar
  60. ¿No poder encontrar personal? ¿En Gijón no hay paro? ¿¿??

    ResponderEliminar
  61. GUaje, que haya paro y falta de personal válido con ganas de trabajar, desgraciadamente, son cosas compatibles

    ResponderEliminar
  62. Diletante, fuí yo el que preguntó lo del paro.

    Puede que tengas razón, pero también es compatible que haya paro y falta de personal válido con ganas de trabajar, con las jornadas de tropecientas horas y un sueldo de mierda.

    ResponderEliminar