miércoles, octubre 09, 2013

Married cocina (Oviedo)


El restaurante Married cocina se encuentra situado en el corazón de Oviedo, en la Plaza de Trascorrales, a un paso del ayuntamiento. Lleva solamente dos meses de andadura y el responsable de los fogones es el veterano chef César Fernández Casado con un amplio currículum en el que destacan estancias en Berasategui, L'Alezna, La Casona de Llerana y Michel Bras entre otros.
El local es minúsculo, solo seis mesas, pero esto redunda en beneficio del cliente ya que la salida de platos y el servicio fue totalmente ágil.

El único fallo que observé es que antes de que te traigan las cartas te ponen los primeros aperitivos. Creo que debería ser al revés. La carta no es muy amplia pero sí suficiente: cinco entrantes, cuatro pescados y cuatro carnes. Algo que yo cambiaría es que no están los postres en la carta principal y a mi por lo menos me gusta que estén para hacerme una composición general de lo que quiero comer. Precios con IVA incluído y muy contenidos. Bien.



En este restaurante nos sorprendieron algunas cosas por poco habituales. Una de ellas es que nos sirvieron cinco aperitivos invitación de la casa. Sí, el lector ha leído bien: cinco. El primero fue el coctel de bienvenida: torera espalola y vermut de coco y cítricos. La torera era un tarro con aceituna, anchoa, tomate y queso todo ello bañado en aceite. Muy resultón al igual que el rico vermut de coco y cítricos.





El siguiente aperitivo consistió en una patata asada en forma de piedra con salsa ali-oli trufada. Efectista la patata pero muy rica, rellena con la salsa que también se servía aparte. Original.




 

Seguimos con unos crujientes de pollo tandoori con miel y menta, resultones y sabrosos.






Y para acabar un salmón helado ahumado y perfumado al momento, jengibre y eneldo, crema y hoja. Excelente el helado de muy buena textura, intenso sabor muy bien realzado por el jenbigre y el eneldo.




Después de este despliegue casi nos arrepentimos de pedir entrante y plato, pero de perdidos al río.


Un entrante consistió en una purrusalda, patata, puerro y bacalao como ensalada con distintas temperaturas y cocciones. 12€. Lograda interpretación de Casado del tradicional plato vasco en el que las verduras se complementan perfectamente con el bacalao y las patatas formando un plato armónico y sabroso. Muy bien.



 Seguimos con un foie fresco marinado en vinagre de sidra acompañado de verduras tiernas soasadas en grasa especiada y bañado en escabeche carbónico. 14€. Vuelta de tuerca al foie gras, creo que se debería nombrar así, al que el vinagre de sidra suaviza su evidente textura grasa con su toque punzante, bien acompañado por unas ricas verduras con el toque final del escabeche. Notable.  Eso sí, aunque no se aprecia en la foto, yo cambiaría el plato que es muy llamativo pero totalmente incómodo e inadecuado para comer cualquier cosa.


 Para los principales escogimos carne. Uno de los platos fueron unas tejas crujientes de cochinillo ibérico confitado en su propia grasa, crema fría de tomates, migas de pan viejo, coscorrones y piparras. 18.50€. Excelente el punto del cochinillo de intenso sabor, con una fantástica crema de tomate que se conjuntaba a las mil maravillas con el cochinillo y con el buen añadido de las migas y coscorrones y el adorno de las guindillas. Muy buen plato.


 Acabamos con una pieza de vaca a la parrilla, ponche y compota de frutos rojos, remolacha y mantequilla de comino. 18€. Contundente plato ya que eran tres tacos de carne, perfecta de punto, de potente sabor con una muy lograda salsa de frutos rojos y el acertado toque entre dulce y amargo de la mantequilla de comino. Otro acierto.




A pesar de que la fartura era considerable no me puede resistir a pedir postre que fue un suflé de chocolate con cremoso de chantilly y espuma de frutos rojos. 6€. El suflé era una libre interpretación puesto que se acercaba más a una mousse, aunque carece de importancia ya que estaba muy bueno al igual que el cremoso de chantilly que hacía de contrapunto perfecto del chocolate y todo refrescado por la espuma de frutos rojos. Rico, rico.

Acompañamos el postre con un chupito de un txacolí dulce de Itsasmendi, invitación también de la casa.

La carta de vinos no muy amplia pero bastante bien escogida y a precios terrenales. Tomamos un Parada de Atauta 2010, 26€.


 Al principio del post decía que nos sorprendieron algunas cosas y aparte de los aperitivos la otra gran sorpresa es que el pan y el agua corren por cuenta de la casa. Esto es algo muy habitual en Francia por ejemplo, pero aquí en España se encuentra directamente en la categoría de "milagro".  Muchos restaurantes deberían fijarse en estos detalles aunque aquí lo habitual es que no solo no lo hagan sino que en muchos sitios te pongan un aperitivo que no has solicitado y encima te lo cobren con el concepto "pan y aperitivo" o "cubierto".

El personal de servicio consiste en el maitre y una camarera.  El maitre impecable de modales y en su buen hacer.

La página web un poco rácana. Hasta hace unos días tenían colgada la carta pero ya no está. Supongo que estará en construcción la de la nueva temporada de otoño.

En resumen, hacía falta un restaurante así en el mortecino panorama gastronómico ovetense y sobre todo en lo que a cocina moderna y creativa se refiere. Si con solo dos meses de andadura la cocina de Casado se muestra tan engrasada y en forma todo apunta a que nos dará grandes satisfacciones en el futuro. A mi ya me ha ganado como cliente y evidentemente no puedo más que recomendar su visita.


Married cocina

Plaza de Trascorrales, 19, 33009 Oviedo
984 283 644   marriedcocina.eu

13 comentarios:

  1. Muy, muy buena pinta.
    Hacía tiempo que no veía un post de un restaurante, aquí en Asturias, al que me apeteciera ir inmediatamente, y éste es el caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Manu. La verdad es que la relación calidad/precio está muy bien. A ver si dura.

      Eliminar
  2. Tantu dar vueltes por media España y Portugal islas incluidas, pa venir a disfrutar a la puerta casa, si ye que no aprendemos.ALFONSO.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. A parte de tu comentario he visto otros sobre su menú degustación y a muy buen precio que siempre se agradece. Me interesa y mucho. Recuerdas algún vino de la carta que me puedas comentar?, en la web no viene nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me habIa pasado este comentario. Recuerdo que tenía unos cuantos de Coalla de la la gama media como el Parada.

      Eliminar
  6. jajaja. Acabas de quitarle la exclusividad del post a los pululantes que me pasaron la foto de la patata ayer :-)!!! jejej. Muy buena pinta!!

    ResponderEliminar
  7. Sí, fuimos el sábado y lo encontramos de casualidad. Nos dió muy buena pinta y no falló.

    Hacía mucho que un restaurante no nos sorprendía tanto. Y encima con buenos precios. El menú degustación dura 2 horas y media según el maitre, y tiene un precio increíble. Iremos lo antes que podamos.

    Pronto la crónica en Fartones :-) Me abstuve de leer esta hasta hoy que no acabé la mía para no influenciarme. Pero coincido en la muy grata impresión.

    ResponderEliminar
  8. Y siguen abundando los comentarios elogiosos. ¿Será esta la novedad de la temporada? Quién sabe...

    ResponderEliminar
  9. Buenos días te agradecería que cambiaras el teléfono del Restaurante Married Cocina, está mal, el correcto 984 28 36 44. El otro es una casa particular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rectificado. Gracias por la corrección.

      Eliminar