lunes, julio 18, 2011

Guernica (Luanco, Asturias), por Toni


El lector habitual del blog es posible que se haya fijado en el hecho de que la mayor parte de mis posts son de fuera de Asturias pero eso no quiere decir que no frecuente los restaurantes asturianos. Tal vez actualmente lo haga con menos asiduidad que hace años, pero el hecho es que sigo dejándome caer por los comedores regionales.

Aparte de Oviedo, el sitio que más frecuento sobre todo en verano es Luanco por razones de veraneo familiar, pero hasta ahora no había contado ninguna experiencia en los comedores luanquinos ya que estas fueron por lo general de lo penoso a lo lamentable. Con estas fui al Guernica, al que nunca había ido a pesar de pasar por delante de su puerta un mogomillón de
veces.



La situación es inmejorable a la entrada del puerto y las vistas desde el comedor impresionantes. Si te toca una mesa al lado de la ventana parece que estás comiendo encima del agua viendo el puerto, la playa de La Ribera
e incluso el puerto del Musel al fondo.






Como probablemente todos los restaurantes costeros en verano, la falta de personal es patente y tardan un montón en traer las cartas en las que por lo menos sí tienen el IVA incluído en los precios. Vamos mejorando. Lo que también era esperable es la cantidad de platos fuera de carta que ofrecen, sin decir el precio claro, con lo fácil que es imprimir unas cuantas hojas con ellos para adjuntar a la carta. El maitre se ahorra el discurso en todas las mesas y los comensales podemos pedir sin temor a un susto en la cuenta.

Una carta muy amplia de cocina eminentemente tradicional con algún leve toque de modernidad en el enunciado de algún plato. Nosotros fuimos a lo seguro. Un pastel de centollo con mayonesa de mango, 15€, en una abundantísima ración que costó acabar a tres comensales y que cosechó elogios moderados. Mejor resultaron los calamares frescos fritos, 15€, en una ración más escasa pero de unos sensacionales calamares, ricos, de perfecta textura y con ese pelín de dulzor que los hacen casi adictivos.
Sabores de los que no quedan.

Para los principales nos decidimos por pescado. Excelente el mero al horno,29€. Precio de restaurante de gama alta, pero hay que reconocer que la cantidad era muy superior a la habitual en restaurantes digamos que urbanos para entendernos y la materia prima era excelente. El punto perfecto. Venía con una montaña de patatas de las que apenas se prueban al tener
tamaña cantidad de pescado en el plato.

Muy bien también el virrey al horno, 29€, al que se le puede aplicar el mismo comentario que al mero con la diferencia que en este caso venía tal como lo hacen habitualmente con unas gambas y unas almejas de acompañamiento que no se incluyeron en el mero a petición mía.

El otro pescado fue una lubina al cava, 26€, la cual me pareció notablemente mejor que una preparación parecida de un afamado restaurante también costero no muy lejos de Luanco, tanto por el punto del pescado como por la propia salsa.

A pesar de que los postres que pasaban para otras mesas tenían una pinta tentadora, el llenazo era considerable y solo se pidieron dos sorbetes de limón con vodka, 6€, discretos.

Para beber tomamos un Belondrade y Lurtón 2009, 33€ y un Ramón Bilbao Crianza 2008, 14€. Carta de vinos reducida pero mejor escogida de lo habitual en estos restaurantes tradicionales y con la curiosidad, muy habitual por otra parte, de que a pesar de ser una cocina marinera mayoritariamente predominan los tintos.

Buenos panes, 1,5€ p/p, y variados: boroña, de escanda, chapata, etc, y aunque no es algo a lo que le de demasiada importancia, es agradable encontrar calidad en mantelerías, menaje y copas (Schott).

Competente personal de servicio en general y la chica que nos emplató los pescados en particular, detalle muy importante en un restaurante y al que no se le suele cuidar y dar importancia en muchos de nuestros restaurantes en zona turística.


En resumen una sorpresa agradable, tal vez por lo inesperada tal vez por los antecedentes de otros años en Luanco. Magnífico producto, bien tratado, raciones abundantes y detalles de restaurante de nivel. Evidentemente eso tiene un precio, pero se paga gustosamente si se sale satisfecho. Aunque solo haya sido una visita, una dirección a recomendar en Luanco.


Nota general: 7

Emoción: 7


Guernica

C/. La Riba, 20 Tel.: Luanco (Asturias)
985 88 04 10 www.restauranteguernica.es

toni

72 comentarios:

  1. Toni, ¡qué bueno leerte!. Hace muchos años que no paso por el Guernica. De hecho, creo que ha cambiado de propietarios en distintas ocasiones y la gente que me comenta que ha estado en los últimos tiempos, como en los toros: disparidad de opiniones (y son todos "fatos" como cariñosamente llamamos a los de Luanco y gente de fiar). Me alegro de que haya una propuesta de este nivel en la zona. Algún día habrá que ir pero antes tengo pendiente Casa Maravillas en el Cabu Peñes.
    Ya me voy poniendo al día. El jueves fue día "Oventesis". Por fín conocí en Naguar y aprendí a pronunciar "Donhoff" (hacía la "h" silente y parece que no es así). Muy buena propuesta de local y con una selección de vinos muy buena. Enhorabuena a los que participais en el proyecto. La próxima vez iremos a comer.
    Después, me decanté por Ca Suso. La verdad es que muy muy bien. Las croquetas líquidas de La Peral muy sabrosas, el pulpo con algas igual de sabroso, con sabor a mar. Me decanté por una ventresca de bonito (fuera de carta) y la compañía por magret de pato con manzana. Ambos, a cada cual mejor. Dejé un huequín para el postre (nos dejamos aconsejar) y dios...¡qué torrija y qué casadiella!. Cada día que pasa me vuelvo más llambión. Cafetín, Gin Tonic y buena charla con el propietario sobre el bien y el mal, el demonio y la carne. Una velada para recordar y volver.
    Para el vino, optamos por un Prieto Picudo rosado. Muy frio al principio para mi gusto pero conforme cogió temperatura, sabroso y acompañaba bien en el caluroso jueves.
    Como anécdota, Eldi...te he rebautizado como Javier...¡qué empanada la mía! (ya te contaré la anécdota)

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidaba. ¿Os fijais en la música que suena cuando comeis? Me llamó mucho la atención, y positivamente, la de Ca Suso, un tanto ecléptica donde sonaba jazz y folk astur (Tuenda) que acompañaba perfectamente.

    ResponderEliminar
  3. Pues que quieres que te diga Toni, yo que me paso prácticamente todo el verano en Luanco (y casi exclusivamente voy a Casa Nestor), el verano pasado decidí probar la nueva aventura del Guernica (Ramón el hijo de los que controlan buena parte de la hostelería local: el Chigre del Muelle, el restaurante La Isla del Carmen...se hizo cargo de este local que lleva muchos años abierto con diferentes direcciones; y mi experiencia fue bastante mala. Un servicio pésimo, una comida regular, unos precios muy altos. De momento no pienso volver.

    ResponderEliminar
  4. Toni, qué bien que comentes algún sitio pa comer, que esto parecía ya un blog de arte y ensayo.

    Candasu, me llaman con todas las variantes de mi nombre de pila, y ahora también con el apodo bloguero (lo de eldi seguro que lo escuchaste pro Naguar), así que no me sorprende. La p´roxima vez damen un toque y compartimos ese Dönhoff.

    ...y qué rico está el Reignac 2000, y eso que está tovía un poco verde.

    ResponderEliminar
  5. Con esos precios yo me iría a otro tipo de restaurantes pero tiene buena pinta.
    El Reignac 2000 lo probamos unos cuantos en junio del año pasado y estuvo estupendo, se merendó un terreus 04 y un haut brion 02....

    ResponderEliminar
  6. Coincido 100 por 100 contigo, Toni. Este año estuve por primera vez, tras años y años de pasar por delante, hace dos meses escasos, con las fieras. Coincidimos en el pastel de centollo, del que me estorbaba la mayonesa de mango, y en la muy buena fritura de los calamares frescos. Completamos con unos buenísimos chipirones a la plancha y unas prescindibles croquetas de bogavante. De postres, helados artesanos de Helio.
    Carta de vinos bastante apañada. hay que volver, sin duda, mejor en cuanto se acabe el verano.

    Avelino.

    ResponderEliminar
  7. Me inmiscuyo en esta entrada, aparte de por el contenido de la misma; para llamar la atención sobre el comentario que ha escrito Candasu.

    Se da poca importancia, en mi opinión, al fondo musical y esto es algo que viste una sala tanto como los buenos olores, el tono agradable de los camareros, la decoración y disposición de los elementos en las mesas... Además, se nota cuando la selección es humana y trabajada a conciencia, tanto como se nota si las croquetas son de bolsa o caseras.
    Par mi forma parte indispensable de la personalidad de un local.

    Los dos últimos restaurantes que he pisado son dos buenos ejemplos de savoire faire en lo tocante al fondo musical:

    Casa de Comestibles, donde la pareja que lo regenta, muestra su buen gusto y experiencia trabajando con la música como matera prima, en otros proyectos que han llevado a cabo hace años.

    Maruja Limón; donde el chef deja en manos de su hermano (músico de jazz), la selección musical.

    Y esto se nota, se nota tanto que si me he enterado; ha sido por preguntar "¿quien es el, o la responsable, de lo que sale de los altavoces?"

    Ya está el DANINLAND con su chapadita de turno ("en un restaurante se come todo").

    Pues si.

    ResponderEliminar
  8. Vayamos por partes como dijo Jack el destripador y empiezo por el final.
    Me encanta la música pero no en los restaurantes. No se por qué pero escuchar música y comer no lo llevo.

    ResponderEliminar
  9. En cuanto al Guernica pensaba que me explicaba en el post pero parece que no. Fui por una comida familiar. Probablemente si no hubiera sido por eso no hubiera ido en la vida, y sí, barato no es pero creo que he explicado que la materia prima es muy buena (por lo menos lo probado) y las raciones son el doble o más que en otro tipo de restaurantes.

    Si estás en Luanco me parece buen sitio y sobre todo muy superiror a toda la morralla en la que estuve los últimos años por allí.

    ResponderEliminar
  10. Yo en Lluancu estoy vetado por razones evidentes. Fuera de broma la verdad es que hace muchos años que no voy a comer por Luanco por lo que no puedo daros opiniones en primera persona. La gente con la que me muevo sí que sale mucho por la zona y me comentó los vaivenes en el Guernica. Mis padres fueron no hace mucho y les gustó. Me sigue esa visita pendiente a Casa Nestor que desde que lo lleva Rosalía no he estado. Otra más apuntar.
    ElDi, la próxima vez que pase por Ovetus aviso que tengo ganas de veros.A ver si me apunto a alguna de esas catas que haceis por Xixón.
    Respecto a la música Daninland estoy contigo. Me gusta comer en un ambiente agradable y la música es una gran parte de ese ambiente. Uno de los sitios donde comía con una muy buena música es "Al Son del Indiano" con boleros de fondo. ¡Qué recuerdos!

    ResponderEliminar
  11. La verda que en Lluanco estaba como Toni, a comer de picoteo y poco mas en el bar del Muelle. Recuerdo comer muy buenes sardines en uno que hay donde la playa pequeña (la del Tenis) y pasar, eso si 50.000 veces por delante del Guernica sin entrar. Baratu, nun ye, pero oye, si merez la pena (aunque veo que a Manu no) hay que lu probar :-)
    Lo de la musica, a mi, sele de fond me encanta, pero no alta..solo esa musiquina que te suena debajo y que sientes solo si prestas atencion...no se si me explico :-)..

    ResponderEliminar
  12. Toni, eres un sufridor nato; estos sitios no son para el verano ;-) No obstante, veo que la cosa os ha salido bastante bien. Me alegro.
    Por otra parte, buena la adivinanza sobre la lubina al cava. Eres malévolo :-))

    ResponderEliminar
  13. También me alegro de que Candasu haya disfrutado en Ca Suso, por todas las partes implicadas, los comensales y la casa.

    Por cierto, en ese menú que apunté en el post anterior todavía me faltaban los callos de bacalao entre los entrantes. RCCP, que decíamos hace tiempo.

    ResponderEliminar
  14. Otra pendiente del post anterior para Sibarita. El Viña Almate estuvo abierto cinco días.

    ResponderEliminar
  15. Y por último, sobre la música en restaurantes. La prefiero discreta precisamente porque me gusta y me haría concentrarme en ella en detrimento de la comida y la bebida, y eso nunca.
    No obstante, si es sitio ya conocido, donde me relajo y no espero sorpresas, y si hay poca gente -no quiero una "lucha de ruidos"- bienvenida sea.
    Dicho esto suscribo que la de Ca Suso me gusta. A sala "poco poblada", como el otro día, se hace agradable.
    Y te doy la razón, Daninland: en condiciones de sala idénticas me gustó la de Maruja Limón.

    ResponderEliminar
  16. Hoy presenta Germán sus nuevas añadas en el FNAC, así que si alguien va allí nos veremos.

    ResponderEliminar
  17. POr cierto, que debe estar al reabrir el restaurante El Puerto de Gijón de la mano de Gonzalo Pañeda, el de la Solana

    ResponderEliminar
  18. Confirmo que El Puerto esta a punto de reabrirse y también que quedo muy bonito ( por lo menos para mi gusto )y el sitio es espectacular. Ahora a desear que tengan suerte y funcione.

    ResponderEliminar
  19. Pues sí, Toni, allí nos vimos unos cuantos maníacos del vino.
    De lo probado me gustó más lo de la "familia" Milú que lo de San Esteban. Todos eran 2009 y todos estaban algo bravíos aún, de embotellado muy reciente o ni siquiera. El San Esteban básico, de hecho, no acabó de convencerme. Su hermano Viñas de Monte me gustó más. De hecho se ha beneficiado porque esta añada no habrá La Mendañona, el más selecto de la bodega, y sus uvas han ido a formar parte de aquel.
    El Milú me sorprendió primero por ser bastante más recio, más rudo que la añada anterior. Pero con un poco de tiempo en copa me ganó. Ahora, el excepcional de la tarde fue el extraordinario El Malo, ese hermano mayor de los Milú presentado en primicia. Por él iba lo de "ni siquiera" de antes: era una muestra de barrica sacada para la ocasión; aún le quedan unos días para embotellarse y salir al mercado. Pues así y todo, con bastante tiempo en barrica y madera nueva, daba fruta a raudales. Eso y un punto dulce en nariz -nuez moscada- como anticipo de un vino redondo en boca. Con ser el menos domado de la tarde se me hizo incluso el más agradable de beber ya.

    ResponderEliminar
  20. Coincido que Milú El Malo tiene pinta de llegar a ser un gran vino pero en la otra división me gustaron más los Altos de San Esteban que el Milú básico, al que vi algo "comercial", aunque comparándolo con tantos Riberas del Duero "roble" o crianza, tiene una relación calidad/precio tremenda.

    ResponderEliminar
  21. Quinta Milú "El malo" 09 ne parece un proyecto de vinazo, ya se notan sus mimbres.
    El viñas de monte 09, como dice Jorge, se ha beneficiado de que esa añada no hay Mendañona, ne parece un vino impresionante para su rango de precios.
    Tanto el San esteban básico como el Milú básico me parecen vinos casi imbatibles en su rango de precios, ademas es muy dificil encontrar vinos "naturales" en esos baremos de precio.
    No veo el aspecto comercial que comentas Toni, el Milú básico me parece mucho vino para 5€. Entiendo por comercial algo goloso y con la madera marcada y este no es de ese perfil, hay que teer en cuenta que está recien embotellado.
    Creo que estos vinos tendrán muy buenas puntuaciones en la guías aunque eso no quiera decir mucho, a ver si acierto.

    ResponderEliminar
  22. Siguiendo las enseñanzas del Maestro Jorge "10", ayer hice una primera y rápida incursión en LA VIÑA, vinoteca en Arquitecto Reguera que ocupa el local que fue la primera ubicación del italiano TRULI (¡qué recuerdos!).

    Me gustó mucho la ambientación con su musiquilla de fondo y eso. Su ubicación implica que la mayoría de la clientela sea de la del "Oviedín de Siempre"...
    Y la oferta de vinos por copas es original y pensada, no recuerdo un sitio por aquí donde se pueda tomar un Burdeos a 2,30.

    ResponderEliminar
  23. otro de los que esta cansado de pasar por delante y nunca entro
    yo la verdad es despues de la ultima puñalada en el robus no volvi a lluanco mas que al muelle a picar alguna cosuca rica con unas sidrinas

    por cierto, esos burdeos baratos me dan un miedo...
    compre alguna botella donde el arola (lidl) y meten miedo, eso si, hay burdeos por 5 euros...

    ResponderEliminar
  24. No te falta razón, Lolo. Burdeos tiende a caro y esos "productos" de supermercado son un riesgo. Pero no es siempre así (recuerda algún comentario de Toni, por ejemplo) y no es el caso de La Viña. Complejidad ni grandes destellos no los busques en un Burdeos de ese precio pero es una forma de probar cosas distintas.

    Me alegro que te haya llamado la atención, Compangu. A veces nos infiltramos unos jabalíes por allí para que el público no sea tan del Oviedín del alma ;-)

    ResponderEliminar
  25. No estoy de acuerdo con lo que se comenta de Burdeos. Ahí está el ejemplo del Château Reignac, que cuesta 14€ en Francia y le dio sopas con ondas a casi todos los grandes de la añada 2000.

    Y hay muchos Burdeos muy notables entre 10 y 20€ y unos cuantos Grand Crû Classé entre 25 y 40.

    Otra cosa son los grandes, Latour, Margaux, Haut Brion, etc que están en otra liga, sobre todo de precios. Pisto seguro que nos podría contar muchas cosas de esto, que de Burdeos sabe mucho.

    ResponderEliminar
  26. Estoy muy desencantado con Burdeos.

    Aunque muchos vinos son extraordinarios, la manipulación del mercado por parte de los Chateaux que hemos visto en los últimos años ha llevado a una inflación de precios de modo que, en estos momentos, la RCP de la mayor parte de los Burdeos es bastante baja.

    Creo que, con excepciones, se han olvidado de los consumidores que compran y beben sus vinos y sólo piensan en la especulación financiera (vender pocas botellas en primeur a precio altísimo manteniendo stocks importantes para el futuro). El negocio de construir edificios para almacenar botellas es bastante rentable ahora mismo en la Aquitania.

    El Reignac que comenta Toni fue un 2001, no un 2000 (el 2000 lo he probado y me parece que tiene demasiada madera), y su precio es más bien los 30 que los 14. Hay mucha confusión con Reignac ya que elabora dos vinos que se llaman casi igual: Grand Vin de Reignac y Chateau de Reignac. El que ganó a los 2001 es el primero y tiene una etiqueta ocre (amarillo-marrón).

    Lamentablemente, GCC por debajo de los 30 euros queda poquísimo, al menos en añadas recientes. Sí hay vinos excelentes de ambas orillas dentro de otras clasificaciones (el propio Reignac es un Bordeaux Superieur), como algunos Cru Bourgeois, los satélites de Pomerol y Saint Emilion, o los vinos de algunos comerciantes como Magrez, Thunevin o Moeuix, que siguen entiendiendo que hay un mercado que quiere un Burdeos que sepa a Burdeos y cueste 15, 20 ó 30 euros.

    Entre nosotros, hace 10 años, un Burdeos de 25 euros era para mí mejor vino que un Aalto, o al menos era tan bueno aunque en un estilo diferente. Hoy, con 25 euros no es fácil comprar un vino con las hechuras de Aalto, Mauro o, ya que estamos, el San Esteban Viñas de Monte 2008.

    ResponderEliminar
  27. Es verdad, la cata era de vinos del 2001 pero en el video de la cata del gran jurado europeo dicen que el Reignac es un vino de 14€.

    ResponderEliminar
  28. Y yo compré una botella del 2004 el año pasado por esos 14€.

    ResponderEliminar
  29. Buen post Toni, directo, preciso y concreto. En cuanto al precio de los pescados es ahí donde entramos en que es barato y que es caro ¿? si habeis quedado satisfechos, las raciones eran buenas, habia producto, el punto era el correcto, no hay más que decir. Si por algo destaca el Gernica es por su ubicación además de por su calidad de producto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  30. Por cierto hace unos días tomamos un Belondrade 2007 en Al Son del Indiano que estaba francamente bien, me sorprendio gratamente.

    ResponderEliminar
  31. También yo tomé algún Belondrade con varios años que estaba muy bueno.

    ResponderEliminar
  32. Este fin de semana escapada a la Rioja. Visitamos la bodega La Rioja Alta, la de Viña Ardanza y los grandes reservas 890 y 904. Merece la visita por supuesto, pero no es tan llamativa como por ejemplo Cune, Marqués de Riscal o Conde de los Andes.

    ResponderEliminar
  33. Y de comer, poca cosa, ¿no, Toni? Me temo que La Rioja "te tiene manía".
    ¿No te animas a hacernos un post sobre esas bodegas?

    Por mi parte, experiencia de las grandes en El Corral del Indianu. La contaré con detalle, lo que retrasará otra vez Bilbao y Guetaria. Todo llegará.

    ResponderEliminar
  34. bien, bien jorge, eso esta bien
    mira a ver si haces el post antes del 13, vagoncete ;-)

    ResponderEliminar
  35. Lo tendrás antes, Lolo, lo tendrás antes. Y os pediré colaboración, que me deis vuestra opinión. Por lo menos a ti te va a tocar, que has pasado por allí en el período que comentaré.

    ResponderEliminar
  36. Un pequeño apunte, volviendo a lo prosaico:
    Los sufridos padres que quieren tomarse un culín a gusto, mientras las fieras les conceden un poco de calma, tienen un buen sitio en la PARRILLA EL ESCAMPLERO.

    Un hinchable mejor que el de cualquier fiesta patronal, y encima no hay que pagar 3 euros por 5 minutos escasos. Aquí hay estancia ilimitada. Además de los correspondientes complementos: tobogán, columpios, balancín...

    Y encima de lunes a viernes, ofertas para acompañar la botelluca:
    - sidra + tortilla (de buen tamaño, y, aunque no de concurso, sí digna): 5 euros.
    - sidra + criollo (rico y chumi delicioso): 3 euros.
    Esto fue lo que yo probé.
    Además hay sidra + centollo, sidra + langostinos...

    La sidra es Trabanco... y es que no todo puede ser perfecto :-(

    ResponderEliminar
  37. compangu
    ya mismo estoy ahi jeje
    solo falta decir donde ta eso ;-)
    me encantan esos sitios, son los unicos donde disfruto (con las bestias)

    ResponderEliminar
  38. Pues, curiosamente, la PARRILLA EL ESCAMPLERO está... en El Escamplero.

    Sales de Oviedo por la carretera de San Claudio, y en vez de meterte allí, tiras a la derecha hasta el alto. Y luego a la izquierda hacia Quejo. Está indicao en el cruce. En un cuarto de hora, desde Oviedo, estás allí.

    Más o menos por aquí

    ResponderEliminar
  39. Interesante lo último de Caius Apìcius que también recoge elmundovino. Hay mucho de verdad -además contado con humor- pero también hay otra cara, creo. Y es que la "moda" del vino trajo los vinos raritos pero también la ambición de fábricas de vinos y distribuidores del montón, y a veces para beber algo decente y disfrutarlo no te queda otra que rebuscar esos vinos imposibles.

    ResponderEliminar
  40. Jorge, no cené mal pero tampoco muy bien. Además el restaurante, en Laguardia, se vendía como cocina actualizada y yo no la vi por ningún sitio.

    En cuanto al post sobre la bodega, mejor entrar en la web de la bodega y ver la información. ;-)

    ResponderEliminar
  41. Yo llevo ya unos días de vacaciones , no solo blogueras, y , la verdad, es que estoy disfrutando enormemente de la gastronomía....sin salir de casa: ajoblanco con almendra de la Axarquía (que hay que parir una a una), gazpachos con buenos tomates, boquerones de La Caleta en vinagre, que han sido los mejores que he tomado en mi vida, sardinas subastadas por la mañana, en espeto, un pulpo cogido al mediodía, cenado por la noche (cocido en su jugo a la manera de Lolo), un queso manchego artesano y curado en manteca, para reconciliarse para siempre con los manchegos, la primera uva moscatel de la zona,.....en fin , que hoy voy a Calima porque ha surgido el compromiso, pero con poca gana.

    ResponderEliminar
  42. yo llevo mas de 10 dias comiendo unica y exclusivamente de parrilla, comida y cena
    menos mal que le meto mucha verdura y pescado, si no no llego a casa...
    asi todo, excesivo de todas todas....
    menuda envidia esa dieta, diletante

    ResponderEliminar
  43. Toca pregunta veraniega. En Girona, segunda quincena de agosto, y descartado El Celler de Can Roca, ¿hay algo interesante para dedicarle tiempo y dinero? Hablo de gastronomía, claro. También me puede interesar la costa y algo de interior en la zona de Olot, pero sobre todo la capital.

    ResponderEliminar
  44. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  45. Lo de parir las almendras una a una suena a esfuerzo titánico

    ResponderEliminar
  46. Eldi, no digas eso de Calima, que van a decir que tas refalfiáu ;-)
    En serio, envidio tu dieta. Pero no te cambio la temperatura, ale.

    ResponderEliminar
  47. Ya adelantamos algo por aquí sobre el Pésico, otro blanco interesante que Nicolás Marcos elabora en Cangas del Narcea, con unas cuantas dificultades.
    Pues ya lo tenéis en Oviedo en Umm... qué rico, para quien se anime a probarlo.

    ResponderEliminar
  48. ¡¡Ummmmm!! Aprovechando lo de Umm... que rico, la interjección va porque no es la tienda más adecuada precisamente para comprar un vino. La temperatura es a todas luces desaconsejada para tener los vinos.

    ResponderEliminar
  49. Menudo mari...nazo que está hecho el jefe. Va a ir a Calima y encima dice que con poca gana. Grrrrrraaarrrfjjjggggg!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  50. Jorge, el que no te recomiendo en absoluto es el Empordà de Figueres. Mi experiencia no fue precisamente buena como conté aquí.

    Cuando estuve por allí me hablaron bien de Les Cols en Olot pero al final no fuí. Tremendo error. Además el menú degustación ¡¡¡NO TIENE MARISCO!!!. ¡¡¡¡¡ALELUYA!!!!. ;-( :-) :-)

    ResponderEliminar
  51. No he preguntado precio, Sibarita, siento no poder ayudar con eso.

    Toni, en efecto la temperatura es alta. No es buena para la conservación larga pero no creo que sea grave en poco tiempo. Al menos nunca he tenido problemas con los Volvoreta y alguno más que vinieron de allí.

    ResponderEliminar
  52. Sobre lo otro, Toni, por ahora sigo recopilando información. Les Cols me atrae bastante (aunque yo pueda con el marisco en los menús;-).

    ResponderEliminar
  53. Jorge, estoy de acuerdo contigo en que lo de la temperatura alta a corto plazo no tiene excesiva importancia, pero reconozcamos que si una temperatura así la tuvieran en El Club del Gourmet o un supermercado como Hipercor o similar, los estaríamos poniendo verdes y resto la gama de colores.

    ResponderEliminar
  54. Buenas tardes,

    Jorge, permiteme la intromision, este post del "amigo" Matoses no tiene desperdicio sobre Girona,,,,por cierto hace años estuve en el Motel Empordá y francamente muy bien, pero ha pasado mucho tiempo,,,,,,,,,ahi va el enlace al hilo de Matoses:

    http://www.vanitatis.com/cuaderno-matoses/2011/gerona-maximo-paraiso-gastronomico-20110617-678.html

    Saludos, os leo siempre aunque no escriba .......

    ASTUREX

    ResponderEliminar
  55. Aprovechando que pasaba por aqui........alguien ha visto esta "mariconada" (con perdón) :

    http://blogs.elpais.com/el-comidista/2011/07/esnifar-raya-esparrago.html

    Saludos a tod@s.......

    ASTUREX

    ResponderEliminar
  56. Pues volviendo al post del Guernica, a mi no me da más,éste y Nestor lo mejor de Luanco con diferencia, el robus es una full y el marino otra.

    Creo que me quedo con Nestor, aunque el Guernica es verdad que tiene muy buenos pescados y no digamos del tamaño y sabor de los arroces, y muy buenos detalles como lo de los cafés o los licores por cuenta de la casa (esto último no se si porque nos conoce de ir o si lo hace con todo el mundo).

    Dile, me muero de la envidia, Calima, y encima te da pereza....

    saludos.

    ResponderEliminar
  57. No sé si llego a tiempo ara recomendar sitios en Gerona, pero Les Cols es (o era hace ya 8 años) altísimamente recomendable. Cocina evolucionada, pero apegada al terruño (tenían les pites picoteando por el jardín), en un local de ciencia-ficción. Lo pasamos de vicio.

    En la capital, y no siendo posible El celler, este año hemos estado en el Occi, un concepto mucho más modesto, pero en el que se respiraba autenticidad y ganas de agradar, a precio más que comedido. Tienen buena página web.

    En Roses, para producto a lo bestia y a la plancha (casi exclusivamente), el Rafa's y el Cal Campaner.

    Tiene buena pinta el Miramar en Llança y suelen recomendar mucho L'Aliança en Anglés (aunque en este yo no disfruté mucho, entre otros, por motivos conocidos por Toni)

    Vamos, que yo probaría el Occi en la capital...

    Avelino.

    ResponderEliminar
  58. Siguen siendo bienvenidas las recomendaciones para Gerona y alrededores y llegan de sobra a tiempo, aún queda una quincena de margen. Muchas gracias.

    Asturex, no es ninguna intromisión, todo lo contrario. En efecto, conocía el artículo de Matoses y me lo han refrescado más amigos. Muy útil para la zona, por si alguien más le puede sacar partido. Agradecido.

    Avelino, Les Cols va ganando en todos los pronósticos. No tenía noticia de Occi, así que lo tendré en cuenta y echaré un vistazo a su web. Gracias a ti también.

    ResponderEliminar
  59. Otro tema. Tienes razón, Toni; si fuera otro establecimiento el que tuviese esa temperatura para la conservación del vino le estaríamos dando cera, lo reconozco. Esa temperatura -íncorrecta- es algo admitido por la propia casa, que hace que no quieran tener mucho vino, que hace que en confianza algunos le recomendemos tener aún menos y que hace que sólo compre allí aquellos vinos singulares que me merecen la pena y no encuentro en otro sitio, como este Pésico citado, el Volvoreta y alguno más.
    Aparte de estos hechos, si comparo el volumen de negocio, el criterio y las ganancias de este y del que tú citas me sobrarían motivos para exigir más en un caso y para dar cera.

    ResponderEliminar
  60. Y más sobre vino. El Ch. de Beauregard "Les Ménétrières" 2004, de Joseph Burrier, Pouilly-Fuissé, resultó bastante simple, bastante plano. Aun con rasgos nobles en nariz y boca, se quedaba corto en los dos casos.

    ResponderEliminar
  61. Avelino, refréscame eso de L'Aliança, que no lo recuerdo.

    ResponderEliminar
  62. En Umm... qué rico tenían algún vino dulce de Humboldt. No los he probado pero la guía Peñín les da nada menos que 95 puntos al Humboldt tinto dulce del 2001, 94 al Humboldt Verdello blanco dulce del 2005 y 92 al Humboldt blanco dulce Crianza del 97.

    ResponderEliminar
  63. Algunos hosteleros se quejan de que no venden nada, que si la crisis, que si patatín que si patatán, pero cobrando a 2,20€ una caña como en el Gambrinus de Parque Principado me temo que cada vez venderán menos.

    ResponderEliminar
  64. Los Humboldt los probamos allí en una presentación. Aunque no me llaman mucho los vinos dulces estos están por encima de la media, en mi opinión. Otros interesantes para buscar en esa tienda, a pesar de los inconvenientes aludidos.

    ResponderEliminar
  65. Me gustó mucho el steak tartar de LA NIÑA BONITA, y me gustó muchííísimo el helado de mostaza que lo acompañaba.
    No puedo decir si ocupa un puesto alto en el ranking de los steaks tartares, pues fue el primero que probé en mi vida (desgraciadamente no se encuentra en casi ninguna carta de por aquí). Lo que sí puedo decir es que merece mucho la pena.
    Un plato fresco y a la vez contundente, ideal para estos calores veraniegos que estamos soportando en las Asturias...

    ResponderEliminar
  66. Compangu, en Casa Fermín hace tiempo que tienen en carta el steak tartare, pero diría que es un poco diferente del habitual.

    ResponderEliminar
  67. Otra pendiente del post anterior para Sibarita. El Viña Almate estuvo abierto cinco días.

    ResponderEliminar
  68. Buenas tardes Toni!
    Me encantan este blog! Devoro vuestros post... Actualizar más a menudo, por favor!
    Una consulta! Próximamente iré por Asturias a pasar unos días en la zona de Avilés, unos amigos me han hablado muy bien de un hotel restaurante que hay en Cudillero El Cabo Vidio, lo conocéis? Me dicen que en el último año ha dado un cambio en la dirección y su cocina es espectacular... Es que quería sorprender a mi mujer con una buena velada gastronómica en un sitio nuevo y no estoy seguro si acertaré.
    Bueno, nada, si sabéis algo ya me contáis!
    Gracias!

    ResponderEliminar
  69. Hola Pablo, mientras te contestan ellos te digo donde yo iría. No conozco ese sitio donde dices y tampoco se el ambiente que buscas pero si tuviera que a algún local en Avilés, iría al Llamber o al Ronda 14.

    ResponderEliminar
  70. Hola SIBARITASTUR! Muchas gracias, me lo apunto, como tengo varios días, intentaré pasarme, el Llamber me suena que cae por Galiana, o sea que fenomenal, muy céntrico, voy a investigar sobre el Ronda 14.
    La verdad que busco algo tranquilo y disfrutar con la cocina.
    Sigo interesado en saber algo más sobre el Cabo Vidio, me llamó mucha la atención la persona que me habló de él pero no sé si fiarme 100%... Así que si alguien lo conoce, por favor que me cuente!
    Gracias!

    ResponderEliminar
  71. Pablo, siento no poder ayudarte porque hace un montón de años que no como por la zona. Cerca del cabo Vidio en Luarca está bastante bien el restaurante Sport del que puedes ver el post que hice en el enlace.
    Es un poco irregular pero si tienes suerte con el día puede ser una buena opción.

    Y una excursión que puedes hacer desde cerca del Cabo Vidio es ir hasta San Martín de Luiña y coger la AS-222 dirección Luarca. Al llegar al pueblo de Mones sale una pista a la derecha que sube hasta el pico Palancas. La última vez que estuve se subía perfectamente en coche, ahora no se. Desde el pico en el que está una estación base de Telefónica hay una vista impresionante de la costa. Merce la pena subir.

    ResponderEliminar