lunes, enero 29, 2007

La Campana

El otro día me fui por el Llar de La Campana, que últimamente ha hecho un esfuerzo en la carta, remozándola y dándole profundidad, aunque dentro de una línea conservadora, ya que saben muy bien cuál es su clientela.

Nos fueron poniendo:



Tortilla de bacalao
Jugosa, con buen bacalao, abundante, muy buena.


De segundos:
Rubiel
A la plancha. Aceptable frescura, y buena factura. Bien plancheado. La ración un poco escasa. La verdad es que el rubiel es un pescado que me encanta , de intenso sabor marino, muy sabroso, y este estaba bastante bien.

Arroz negro con calamares.
Pues no hubiera estado del todo malo si hubiera llegado caliente, aunque tampoco fuera para tirar cohetes (y mira que le dije a mi mujer que no era época de calamares, pero ná, aunque sospecho que tampoco hubiera importado mucho).
De postre:
Soufflé de chocolate caliente con helado de pimienta.
Pues nos pasó lo mismo que con los calamares, que nos llegó frío, lo que le quitó cualquier gracia que pudiera tener el plato.

Servicio un poco desastre: se olvidaron de ponernos el pan, los segundos vinieron a destiempo, me fui sirviendo yo el vino, tardaron una barbaridad en traer los cafés y la cuenta... aunque sé que no es lo habitual
El pan era bueno, y el café no era malo.
En resumen, una comida desbaratada en parte por el problema de la temperatura, que a mi personalmente me molesta bastante. Si tuviera que ponerle una nota, un 5 raspadillo, y eso porque la tortilla y el rubiel no se merecen un cate, que si no...

8 comentarios:

  1. Hello! You have a very nice blog! I'm here to share valuable info with you visit my blog,about Mozilla Firefox web browser.

    ResponderEliminar
  2. Joer, es que me quitáis las ganas de ir a sitios nuevos!!!.
    Estuve a punto hace un par de semanas de dejarme caer por allí, ya que sólo lo conozco de bodas y pitanzas, y con el asesoramiento de Nacho Manzano parece que les da un puntín de modernidad bien entendida. Visto lo visto repetiré mis clásicos de siempre.....

    FN1.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, precio????
    (ya sé que me repito...)

    FN1.

    ResponderEliminar
  4. No fue caro : tortilla bacalao (6eu.), rubiel (22eu),arroz(15 eu.), postres sobre los 5 eu. (no me acuerdo bien). Tiene una buena carta de vinos.
    Aunque la experiencia fue manifiestamente mejorable, en ocasiones anteriores había comido mejor: buena carne de buey a la parrilla, y una muy buena fabada.

    ResponderEliminar
  5. Lo mismo que La Calma de Salamanca. Rafael García Santos lo recomienda en su web también, pero seguro que no le pusieron lo mismo que al público en general.
    FN1, supongo que verías mi comentario sobre Ca' Suso. Tiene una visita. Y siempre están Casa Conrado y Casa Fermín, valores seguros que tienes abandonados. :-)

    ResponderEliminar
  6. El problema de La Campana son precisamente las bodas y demás, que hace que el restaurante sea un poco irregular. ESe día tenía una, y si a eso añadimos que comimos tarde y el servicio ya tenía ganas de marchar, quizás explique algunas cosas. Hay que reconocer que han hecho un gran esfuerzo en carta y cocina, incluyendo además ahora platos más estacionales, y la parrilla del Llar funciona muy bien. Ya he dicho que lo normal es comer razonablemente bien, al menos mejor de lo que hice esta vez.

    Fn1, ¿estuviste por Deloya?.

    ResponderEliminar
  7. Pues no, diletante, no he ido aún por Deloya. Este viernes, tras una semana un tanto complicada, homenaje en L'Alezna, con unas llámpares muy prestosas, y sobre todo, un mero con emulsión de cítricos y aceite de cardamomo de espatarrar. Cojonudísimo el punto del pescado, y una ligazón del plato exquisita en su simpleza; para recordar. Como siempre, los postres insuperables.

    FN1.

    ResponderEliminar
  8. ESe mero ya se me ha escapado por dos veces. La próxima no falla.

    ResponderEliminar