viernes, febrero 17, 2017

Bitadorna (Vigo, Pontevedra)



De vuelta a la ciudad en la que pasé varios años de mi vida allá por los lejanos años 80, para cenar la primera noche me decidí  por el  Bitadorna, hermano del restaurante original situado en el puerto de A Guarda. En Vigo ocupa el local en el que antaño estuvo el gran clásico Las Bridas. Su cocina, como casi no podría ser de otra forma, está basada en los productos del mar aunque también tiene una buena representación de diferentes carnes.

El local es muy agradable, muy bien iluminado, todo un contraste de cuando estaba Las Bridas. A la entrada tienen una barra con unas mesas altas que sí estuvieron ocupadas toda la velada, al contrario que el comedor en el que cenamos solos hasta las 23 horas que ocuparon otra mesa. Realmente muy poco para un restaurante con fama y reseñado en las guías gastronómicas, de muy buen nivel como demostraron y en la ciudad más grande de Galicia de un tamaño muy considerable. Una pena.

Como otras veces, pido disculpas por la baja calidad de las fotos ya que fueron tomadas sin flash.

 De aperitivo invitación de la casa nos sirvieron un magnífico pastel de rape con las mejores tostas que recuerdo en muchos años, sino de siempre. Además la ración era abundante e incluso superior a muchos pasteles de pescado de este tipo que se piden en otros restaurantes en carta. De diez.




El entrante que pedimos fue un pulpo marinado con aceite de Baena. 12€. Fantástico. El mejor que recuerdo en este estilo de preparación del pulpo, en textura y sabor. Enhorabuena a la cocina.




 Para los platos principales escogimos pescado. Las delicias de merluza con camisa de vieiras, 18,50€, no solo tenían una merluza de excelente calidad sino que además la salsa ¿holandesa? que las recubría estaba para mojar varios kilos de pan. Puede parecer un plato de otros tiempos gastronómicos pero visto el resultado esto es irrelevante. Un platazo de un sabor magnífico y gran disfrute.


El otro principal fue el rape a la gallega. 22,50€. Proponían varias preparaciones para el rape pero me decidí por esta y el acierto fue total. Me gusta mucho el rape (pixín en Asturias) y lo solía pedir cuando lo veía en carta pero hace ya un tiempo que no lo hacía después de bastantes experiencias resultantes en comer invariablemente un engrudo gomoso o excesivamente pasado. Aquí me atreví y me encontré con probablemente el mejor rape que recuerdo en lustros, perfecto de punto, sabroso, en una considerable ración y con una salsa en su punto, ni muy fuerte ni muy suave. También muy ricas las patatas que lo acompañaban. Cocina tradicional gallega en su mejor expresión.

 Aunque últimamente no solemos comer postre esta vez nos decidimos a pedir la crema de tetilla a modo de tiramisú con teja de nueces, 6,50€, que nos recomendaron y sin duda fue atinada. Sensacional de sabor y se puede comentar algo parecido a la salsa a la gallega del rape: ni muy dulce ni muy insípida. También muy rica la teja de nueces.



 La carta de vinos no muy amplia pero con suficientes referencias para escoger e incluso con algunas muy poco vistas. Tomamos un Dávila Barrica M-100 2009, 25€, estupendo. Perfecto para que lo probaran esos que dicen que el albariño tiene que ser del año a ver que opinaban…

El pan, 1,50€ c/u, muy bueno también. El camarero, un profesional de los que se nota que tienen muchas horas de sala encima, sabiendo como aconsejar perfectamente.


La página web tiene un diseño tal vez anticuado, pero por lo menos tiene abundante información y después de consultarla se sabe claramente qué te puedes encontrar.

Cuando hago un post sobre un restaurante del que no me ha gustado lo que comí suelo decir que la crítica se refiere a esa comida/cena en concreto y no juzgo la trayectoria de la casa. Aquí digo lo mismo. Tal vez la opinión tan favorable se debe a que acertamos con los platos que pedimos en esta cena pero está claro que se barrunta que en este restaurante hay buen producto y buena cocina, sin florituras, pero sólida y tratando muy bien a ese producto. Supongo que tardaré un tiempo en volver por Vigo pero sin duda tengo un nombre fijo en la lista para comer y se lo recomiendo a quien quiera disfrutar de una buena comida de siempre.

Bitadorna

Ecuador, 56, 36203 Vigo (Pontevedra)
986 136 951   www.bitadorna.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada